jueves, 23 de octubre de 2014

La revancha de Khedairia

[Vía Fifa.com] El futbolista encargado de evitar los goles del contrario recibe varias denominaciones: guardameta, arquero... Pero el término que mejor se adapta a Sofiane Khedairia quizás sea el de portero. El número 1 de las Águilas Negras es actualmente un auténtico portador de felicidad para el ES Sétif, pero ha visto cómo se le cerraban numerosas puertas a lo largo de su joven carrera. Sin embargo, a base de paciencia y talento ha conseguido, a sus 25 años, entreabrir ahora las del paraíso: si su equipo vence en la final de la Liga de Campeones de la CAF al AS Vita, participará en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Marruecos 2014.

“Sería la culminación de una carrera, aunque sólo tengo 25 años. Es un torneo que seguía por televisión de niño. Sería fantástico participar en él”, explica en declaraciones a FIFA.com a pocas horas del partido de ida, que se juega en Kinshasa. “Disputar esta final para mí ya supone un pequeño desquite ante el destino. Mis años en Francia fueron algo amargos, porque no me dieron una oportunidad. Ahora, en vísperas de esta cita, tengo la moral a tope”.
Muestra una voz tranquila, y no es de los que se salen de sus casillas. Aun así, al mencionar sus años difíciles, los que siguieron a su formación en el Toulouse, el tono del exjugador de Besançon, Cassis-Carnoux y Le Mans sube: “No tuve la ocasión que merecía en Francia, ni en la primera ni en la segunda división. Me despabilé en la tercera división, tengo la sensación de que hice partidos de calidad, pero nunca confiaron en mí en las categorías superiores. Lamento que fuese así. Espero que todos los entrenadores que tuve en Francia, los que no creyeron en mí, vean esta final”.

Mientras tanto, y aunque se arrepientan, podrían empezar analizando su magnífica semifinal de la Liga de Campeones contra el TP Mazembe, porque Khedairia fue el principal artífice de la clasificación del Sétif para la segunda final de su historia en el certamen. Tras un choque de ida impecable (2-1), se echó el equipo a cuestas en la vuelta, a pesar de recibir tres goles (3-2): “Únicamente hice mi trabajo. Se espera de mí que sea decisivo, y lo fui. Mejor así”, apunta.

¿Un Águila con los Fennecs?
Y ahora espera llamar la atención de un entrenador en concreto, puede que todavía más que la de sus antiguos técnicos: Christian Gourcuff. Como su predecesor, Vahid Halilhodzic, el nuevo seleccionador de Argelia no duda en convocar a guardametas de la liga nacional, como Mohamed Lamine Zemmamouche (USM Argel) e Izzeddine Doukha (JS Cabilia). “Creo en mis opciones. Además, ya fui convocado por la selección, en mayo de 2013. Para volver, tengo que hacerlo bien. Me lo tomo con paciencia”, afirma, consciente de la dificultad que supondría en cualquier caso arrebatar la titularidad a Rais M’Bolhi, quien realizó una sensacional Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™: “Estuvo sencillamente fantástico, como el resto del equipo, por cierto”.
Y si los Fennecs merecen esos elogios por su regreso al primer plano del panorama internacional, ¿qué decir de las Águilas del ES Sétif? Ha habido que esperar 24 años, desde el título del JS Cabilia en 1990, para que Argelia situase de nuevo a uno de sus representantes en lo más alto de África, una eternidad. En cualquier caso, esta gesta refleja la buena salud actual del fútbol argelino. “¡Nuestro fútbol está viviendo una revolución! La selección ha vuelto a lo más alto de África. Y los clubes nacionales siguen su estela, como el ES Sétif”, confirma Khedaïra.

Ahora que el Sétif está a las puertas de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA y los Fennecs ya se han abierto las de la próxima Copa Africana de Naciones, al portero de las Águilas le gustaría viajar este mes de diciembre a Marruecos. “Antes, participar en estas competiciones era sólo un sueño. Hoy es un objetivo”. Palabra de portero.

Nigeria y Camerún finalistas

[Por Diego Martín Yamus] Y llegó la mentada hora de la verdad en la Copa Africana de Naciones femenina. Será las 20.00 del sábado 25 de octubre, cuando en el Sam Nujoma Stadium de Windhoek, Namibia, Nigeria (el más ganador de la historia) buscará volver a guardarse el trofeo ante el dos veces finalista Camerún. Un superclásico africano que alguna vez se dio entre los hombres allá por 1988 con triunfo camerunés, y que ahora nigerianas y camerunesas hicieron posible con sus ajustadas victorias en semifinales, llevándose de paso la clasificación para el Mundial respectivo de la FIFA en Canadá el año próximo.

Todo aconteció el miércoles 22 en el mismo estadio Sam Nujoma. A las 17.00 (hora local) Nigeria comenzó a buscar ante el actual subcampeón Sudáfrica su novena final sobre 11 ediciones disputadas. Y la encontró en los últimos 7 minutos del primer tiempo, cuando Azizat Oshoala, la goleadora del Mundial Sub 20, marcó a los 38 y 45 minutos. Las sudafricanas no se desanimaron y Jane Refiloe acortó distancias a los 67´. Pero su reacción no fue suficiente y las Flamencas llegaron al partido decisivo.
Tres horas después, Camerún enfrentaba a Costa de Marfil, que quería ser finalista por primera vez. En un partido emotivo, Gaelle Enganamouit puso arriba a las camerunesas a los 60 minutos, pero enseguida igualó la gran Ines Tia Biho a los 67´. El 1-1 parcial no se quebró y hubo que ir a tiempo suplementario. Y parecía que también serían necesarios los tiros desde el punto penal. Sin embargo, apareció Christine Patiance Manie y faltando dos minutos, a los 118´, logró el gol de la apoteosis para Camerún.

De esta forma, Sudáfrica y Costa de Marfil intentarán subirse al podio y además clasificarse a Canadá 2015, el sábado a primera hora en el Sam Nujoma. Y luego, Nigeria y Camerún se volverán a ver las caras como hace dos años en Guinea Ecuatorial, cuando las Leonas Indomables le ganaron a las verdiblancas el tercer puesto por 1 a 0. Así sabremos si Camerún pega el golpe y se queda con su primera CAN o si Nigeria repite su sana costumbre de ser campeón.

miércoles, 22 de octubre de 2014

CAN 1978: Ghana tricampeón

[Por Diego Martín Yamus] En 1978, tras 8 años sin aparecer, Ghana lo hacía como huésped de la Copa Africana de Naciones por segunda vez. La primera había sido justamente aquella consagración de 1963. Y las Estrellas Negras, eliminadas del Mundial de ese año en Argentina, tenían una segunda oportunidad para alegrar a su golpeado pueblo. En su capital Accra y Kumasi, las mismas sedes de 15 años atrás, la ex Costa de Oro recibió al campeón reinante Marruecos, el tercero Nigeria, el mundialista Túnez (eliminó a Egipto), Zambia (a Argelia), Congo, Uganda (a Etiopía) y un exótico debutante: Alto Volta (actualmente Burkina Faso), que se favoreció con la descalificación de Costa de Marfil y Malí luego de jugar entre ellos, los marfileños (vencedores de Alto Volta en la ronda previa) por usar un jugador mal incluido y los malienses porque sus fuerzas de seguridad atacaron a la terna arbitral. Esa eliminatoria, cada vez más ordenada y homogénea, trajo también una nueva derrota de Camerún por goleada, ante Congo, y ni hablar la caída del subcampeón Guinea a expensas de Túnez.

La pelota de la CAN 78 empezó a rodar el 5 de marzo, cuando en Accra y por el Grupo A, Ghana arrancó su sueño ante 50000 hinchas, a quienes no defraudó al vencer a Zambia 2-1 tras ir abajo desde los 8´ por el gol de Kapita, remontando con tantos de Afriyie a los 21 minutos y Abdul Razak a los 55. Luego Nigeria debutó ganándole al débil Alto Volta 4-2, con dos de su goleador Odegbami, uno de los varios del torneo, mientras Hien y Koita marcaban los dos primeros goles de los derrotados en su historia de la Copa. El local y Nigeria empataban a 1 (tercero de Odegbami) y como Zambia superaba a Alto Volta 2-0, todo quedaba abierto para la última fecha entre los tres poderosos. Fue Ghana quien se llevó el Grupo con su 3-0 a Alto Volta, y Nigeria quien lo acompañó a las semifinales eliminando a Zambia con un empate sin goles. Las posiciones fueron: Ghana 5 puntos, Nigeria 4, Zambia 3 y Alto Volta 0.
Por su parte, en el Grupo B en Kumasi, el campeón defensor Marruecos comenzaba con un empate a 1 con Túnez, y Uganda -foto- derrotaba 3-1 a Congo, con un gol de su artillero Omondi. En la segunda jornada, los tunecinos fueron superiores a Uganda con su previsible 3-1, y Marruecos vencía 1-0 a Congo, con lo cual todo parecía estar en su lugar. Pero Uganda lo quiso de otra manera: en 36 minutos goleó a Marruecos 3-0 con otro gol de Omondi, lo dejó afuera y de paso ganó la zona, escoltado por Túnez que empató 0-0 con Congo. En efecto, Uganda (por diferencia de gol) y Túnez eran semifinalistas con 4 puntos, Marruecos cosechaba 3 y Congo era último con 1.

El 14 llegaron las semifinales. En Accra, Ghana dio un nuevo paso y fue finalista por sobre Túnez 1-0, con gol de Karim Abdul Razak (el mejor jugador africano de 1978) a los 57 minutos. Y en Kumasi, Uganda siguió sorprendiendo y se clasificó por primera vez a una final, ganándole al mismísimo Nigeria 2 a 1, con tantos de Nasur (11´), empate parcial de Martin Eyo (54´) y gol decisivo una vez más de Omondi, a los 58´. Así, Ghana y Uganda decidirían otro nuevo campeón, mientras Nigeria y Túnez iban por un tercer lugar en Accra. Que tuvo polémica, ya que con el marcador 1-1 los tunecinos abandonaron la cancha a los 42´en protesta por el gol del empate para Nigeria, que se llevó de regalo la medalla de bronce.
“Qué lejos están aquellos años de gloria de los 60, pero pueden volver”, pensaría para sí Fred Osam-Duodu, entrenador de Ghana. No sólo en fútbol esos tiempos estaban lejos, con dos finales perdidas y tres ausencias en la Copa continental. También lo estaban en su situación política, con una continua inestabilidad que lo llevaría a un golpe de Estado tres años más tarde.

Pero Ghana revivió en todo aquel 16 de marzo de 1978. En el Accra Sports Stadium, aquel que lo vio campeón en 1963, Opoku Afriyie marcó a los 38 y 64 minutos y los ghaneses derrotaron las ilusiones de Uganda 2-0. Y cuando el libio Youssef El-Ghoul pitó el final, las 60 000 personas fueron testigos de una nueva epopeya de las Estrellas Negras, que ese día formaron con Carr; Abdul Razak, Dadzie, Paha (Ansha 70´), Quaye, Acquaye, Afriyie, Mohamed Ahmed, Kyenkyehene, Seidu (Kayede 71´) y Yawson. Un triunfo que llevó a Dadzie, Abdul Razak y Ahmed (más Armah, que no jugó el partido decisivo) al equipo ideal del torneo. Después de casi una década y media amarga, de fracasos y ausencias, Ghana era el primer tricampeón africano. Sí, habían vuelto los años de gloria.

Ver también
Egipto, el primer rey de la CAN
CAN 1959: Segundo título Faraón
CAN 1962: Campeonato para Etiopía
CAN 1963: Primera corona ghanesa
CAN 1965: Segundo título para Ghana
CAN 1968: La sorpresa congoleña
CAN 1970: Gloria para Sudán
CAN 1972: La hora del otro Congo
CAN 1974: Festejo zaireño
CAN 1976: Título para Marruecos

martes, 21 de octubre de 2014

CAN 1976: Título para Marruecos

[Por Diego Martín Yamus] Por tercera vez en su historia, Etiopía daba la bienvenida a los pretendientes de la Copa Africana de Naciones tras las experiencias de 1962 y 1968. El equipo del Este intentaría repetir esos 60 de gloria ante su público, pero le sería muy difícil porque venía de dos ausencias, 72 y 74, y ya no tenía el mismo poderío como cuando venció a Egipto en su primer título, en 1962. Aparte, lo esperaban duros escollos, empezando por el campeón defensor Zaire. A ambos clasificados de antemano se unieron nuevas sorpresas, como Uganda que eliminó al subcampeón Zambia, o la vuelta de Nigeria desde 1963, que sorprendió nada menos que a Congo, campeón 72 y cuarto dos años atrás. Sudán también volvía tras su título 70 (borrando al largamente ausente Túnez), Guinea retornaba por sobre Togo (que barrió a Camerún 4-0 en la fase anterior) y Egipto a intentar la gloria una vez más después de ser tercero en el 74. Y también se clasificó Marruecos, aquel de la hazaña en México 70 (cuando obtuvo el primer punto africano en un Mundial) pero que en Africa no tenía suerte. El próximo organizador de la CAN en 2015 (que dejó atrás a Ghana) había sido eliminado en 1963 por Túnez y en 1970 por Argelia, no se presentó en 1962, 1965 y 1968 y en su debut en 1972 perdió por sorteo ante Congo. ¿Tendría mejor suerte ahora? 

Todo estaba por verse en la convulsionada Etiopía, sometida al régimen militar “derg” (terror rojo), que había derrocado dos años antes al gran emperador Haile Selassie. Pero el local trajo una alegría a su gente en su debut en Addis Abeba en el Grupo A el 29 de febrero, cuando derrotó a Uganda 2-0, con goles de Sheferaw y Tesfaye. Mientras Egipto no podía con Guinea con un 1-1. Pero egipcios y guineanos comenzaron a acomodar las cosas: Egipto superó a Uganda 2-1 tras ir perdiendo y Guinea venció a Etiopía 2-1 gracias a un gol de N´Jo Léa, su gran artillero. Finalmente, Etiopía no pudo repetir su sueño igualando a 1 con Egipto y quedando tercero, y Guinea, con otro gol de N´Jo Léa, batió a Uganda para ganar impensadamente el grupo y junto a Egipto ir a las semifinales.

Por su parte, En Dire-Dawa, sede del B, Zaire esperaba continuar sus años de gloria defendiendo el título de 1974. Pero como a Etiopía, a los zaireños sus anhelos se les cayeron rápidamente al suelo: en su debut, Nigeria los goleaba 4-2. Sudán también sorprendía empatándole 2-2 a Marruecos, que se recuperó poniéndole fin a los zaireños 1-0, mientras Nigeria se clasificaba con otro 1-0 a Sudán. Los marroquíes empezaron a demostrar quiénes eran y que harían con un gran 3-1 sobre los nigerianos, remontando un 0-1 a los 5´ y con un gol de Ahmed Faras -foto-, el mejor futbolista africano elegido justo un año antes, en 1975. Así, Marruecos y Nigeria pasaban al cuarteto semifinalista. Zaire, el gran campeón reinante, concluía su pobre presencia empatando 1-1 con Sudán luego de comenzar abajo, con un gol de Mulamba Ndaye (goleador del 74) y finalizando cuarto y último.

Llegaban las semifinales, pero como la CAN era pura sorpresa, por única vez se decidieron disputar en una ronda final todos contra todos, como sucedió en el Mundial de Brasil 1950 con Uruguay, Brasil, Suecia y España. Así, Guinea, Egipto, Marruecos y Nigeria se pelearían entre los cuatro en Addis Abeba para ver quién se llevaba la Copa.
El 9 de marzo arrancó entonces el cuadrangular. Parecía que Nigeria conseguiría el primer triunfo con gol de Lawal a los 55, pero Guinea (con Soleymane Cherif, el mejor del continente en el 72) se lo arrebató con la igualdad de Papa Camara a los 88. El que sí confirmó su poderío fue Marruecos, que venció 2-1 a Egipto, con otro gol de Faras y el de Zahraoui también a los 88. Los árabes siguieron demostrando que estaban para campeones dando vuelta el partido ante Nigeria 2-1 en los últimos 8 minutos, con goles de Faras y Guezzar, y quedaban a un paso de su primera consagración. Guinea también se puso en carrera ((con dos goles más de N´Jo Léa que así sería el máximo artillero de la CAN con 4) tirando con un 4-2 a un pobre equipo egipcio, que ni siquiera pudo despedirse bien ya que Nigeria lo batió 3-2. Y eso que Egipto comenzó ganando ambos partidos. Todo quedó a merced de Marruecos y Guinea, que definirían entre sí en el último partido de la ronda final.

Marruecos no era la excepción a la regla africana: ese 1976, mientras intentaba ganar su primera Copa, se encontraba en plena guerra con Sahara Occidental tras invadirlo en noviembre de 1975. Pero aquel 14 de marzo de 1976 , como Congo en el 72 o Zaire en el 74, los Leones del Atlas pudieron dar una alegría a su pueblo herido. En el Haile Selassie Stadium, ante más de 25 000 espectadores, Cherif abrió el marcador para los dirigidos por el rumano George Mardarescu a los 33 minutos. Y aunque Baba empató para Guinea a los 86´, no fue suficiente y Marruecos gritó campeón con 5 puntos contra 4 de Guinea, 3 de Nigeria y ninguno de Egipto. La proeza la hicieron entre otros el arquero Hazzaz (partícipe de la hazaña ya contada ante Bulgaria en México 70), Cherif, El Fetoui, Megrouh, Glaoua, Semmate, Ben Bouali, Faras, Tazio Zahraoui, como también los ingresados Dolmy (74´) y Guezzar (75´). Como frutilla del postre, Hazzaz y el Fetoui integraron el eqipo ideal del torneo. Dicen que siempre hay una primera vez en la vida. Pues bien, Marruecos la tuvo para inscribir merecidamente su nombre entre los campeones del Africa.

Ver también
Egipto, el primer rey de la CAN
CAN 1959: Segundo título Faraón
CAN 1962: Campeonato para Etiopía
CAN 1963: Primera corona ghanesa
CAN 1965: Segundo título para Ghana
CAN 1968: La sorpresa congoleña
CAN 1970: Gloria para Sudán
CAN 1972: La hora del otro Congo
CAN 1974: Festejo zaireño

Túnez: del fútbol a la yihad

[Nacho Mateo en La Paradinha] Los futbolistas, como cualquier persona, tienen sus vicios y virtudes, sus temores y deseos, sus ideologías políticas y confesiones religiosas. En la conciliación de las pequeñas cosas que forman la identidad de cada uno, hay personas que creen que lo más importante es su familia, otras la profesión que desempeñan, y algunos anteponen a todo, su fe. Esta es la historia de Nidhal Selmi, que dejó una prometedora carrera en el mundo de fútbol para extender la yihad y la sharia. 

Nidhal nació en enero de 1993 en Túnez, capital del país del mismo nombre, en el seno de una familia de clase media. Desde pequeño el benjamín de la familia Selmi mostró un talento innato para el fútbol, por lo que ingresó en las categorías inferiores del Étoile de Sahel, uno de los equipos más punteros del balompié tunecino. En los ‘diablos rojos’ destacaría como un hábil lateral izquierdo con desborde y habilidad para colgar certeros centros, lo que le sirvió para vestir la camiseta nacional de Túnez desde la sub 17 donde se proclamaría campeón del Campeonato de las Naciones Árabes hasta la sub 20. 
La temporada pasada su buen comienzo con el filial, donde llega a colocarse entre los máximos goleadores gracias a su acierto en el punto de penalti (cinco goles anotados), le lleva hasta el primer equipo donde poco a poco se hace un hueco y logra su primer título profesional, la Copa de Túnez tras vencer su equipo al Sfaxien por 1-0. Terminada la temporada, cuando el nombre de Nidhal Selmi se subrayaba como futura promesa del fútbol tunecino, el joven lateral abandonó todo para seguir a su hermano mayor a Siria, para enrolarse en las filas del Estado Islámico (ISIS) y propagar la fe que tanto amaba con sangre y violencia. 

El pasado jueves 16 de octubre, la radio siria Shems FM informaba, una vez los hechos fueron confirmados por su hermano, que Nidhal Selmi había muerto en combate en una emboscada en la región de Raqqa. Con tan sólo 21 años de edad, moría Nidhal, el joven que cambió una prometedora carrera como futbolista por las armas y el cobijo de un estado terrorista que en vez de depararle gloria, le obsequió con un trágico final.

Modise, gloria femenina sudafricana

[Vía Fifa.com] Portia Modise se convirtió el sábado pasaodo en la primera jugadora africana en alcanzar la esquiva barrera de los 100 goles en el fútbol de selecciones al marcar sus tantos 99º y 100º en la importante victoria por 5-1 de Sudáfrica contra Argelia en el Campeonato de África Femenino. Ese triunfo en el último encuentro de la liguilla permitió a las Banyana Banyana clasificarse para las semifinales del certamen, que se está celebrando en Namibia. Dado que las tres primeras obtendrán el pase a la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015, Modise difícilmente podría haber elegido un encuentro más importante para rubricar su hito. 

La sudafricana se une a un ilustre grupo de jugadoras que han metido 100 goles o más, y que incluye a las estadounidenses Abby Wambach y Mia Hamm, a la canadiense Christine Sinclair, a la alemana Birgit Prinz y a la china Sun Wen. Modise repasó con FIFA.com algunos números importantes de su distinguida carrera.


Las tres primeras selecciones del Campeonato de África Femenino de Namibia se clasificarán para la fase final mundialista de Canadá 2015, y Modise espera que las Banyana puedan estrenar su casillero y acceder por primera vez a la gran cita. “Nuestra preparación fue realmente buena, y tenemos que demostrarlo clasificándonos para el Mundial. Otra razón importante por la que tenemos que estar en Canadá es que hay muchas jugadoras jóvenes en Sudáfrica que son muy buenas. Estaría bien que pudiésemos clasificarnos para que ellas tengan la oportunidad de que las vean, y así tener posibilidades de jugar en el extranjero”. 

Modise marcó su primer gol con Sudáfrica en el Campeonato de África Femenino 2000, contra Zimbabwe. 

2 
Sudáfrica mantiene una histórica rivalidad con las Súper Halconas de Nigeria, en la que, generalmente, las de África occidental han estado por encima de sus adversarias sureñas. La primera vez que las Banyana evitaron la derrota fue en un partido de clasificación para los Juegos Olímpicos de 2004 (2-2), y Modise logró las dos dianas de su país. “Fueron goles realmente importantes, porque conseguimos empatar el encuentro y, a partir de entonces, sabíamos que no teníamos que perder contra las nigerianas”. Sudáfrica se medirá a su tradicional bestia negra este miércoles, en las semifinales de la cita namibia. 

3 
Modise pasó tres temporadas en la liga danesa, jugando en el Fortuna Hjorring. “Fue genial jugar en Europa, y fui la máxima artillera de mi club una temporada. Creo que metí como 15 o 16 goles”. 

4 
“Creo que todavía me quedan cuatro años, tal vez cinco, para seguir jugando al máximo nivel. Aún espero gozar de otras oportunidades, como que me fiche un equipo foráneo y jugar uno o dos años en el extranjero”, señaló la ariete de 31 años. 

6 
Modise empezó a jugar al fútbol en las calles cuando tenía 6 años. Y sus pinitos a gran nivel no se produjeron mucho después… “Jugué mi primer partido oficial cuando tenía 12 años, y mi primer encuentro con la selección sudafricana sub-19 lo disputé con apenas 14 años”, explicó. 
25 
El 25 de julio de 2012 la delantera marcó para su país en los Juegos Olímpicos de Londres, batiendo a la portera de Suecia con un lanzamiento desde el círculo central. “Intercepté un pase de las suecas en nuestro campo, y luego empecé a correr hacia su portería. Al borde del círculo vi que la portera estaba adelantada, así que simplemente le pegué al balón. Fue un bello gol”. 

100 
Modise metió su gol 100º a falta de tres minutos en el 5-1 de Sudáfrica a Argelia, y comentó su logro con modestia: “La verdad es que simplemente estoy haciendo mi trabajo al meter goles. Pero de todas formas, es estupendo haber marcado 100, y es un honor ser la primera africana. Creo que eso también demuestra que nada es imposible en el fútbol, y que demostrar eso constituye un gran logro”. La actuación de Modise fue elogiada por el director técnico de la Asociación Sudafricana de Fútbol, Fran Hilton-Smith: “Portia, que ya forma parte del club de los 100 tanto en internacionalidades como en goles, también hizo historia para el fútbol femenino al ser incluida en una lista de las 100 principales mujeres de Sudáfrica hace pocos años. Es un modelo a imitar para todas las futbolistas del país, y tiene un amplísimo club de fans en Sudáfrica. Es una mujer muy decidida, y no deja que la aparten fácilmente de sus metas. Su entrega ha salido a relucir en todo momento, y está comprometida con el éxito del equipo. Su periodo en el extranjero le procuró una mejor visión interna del juego, y eso se lo trajo de vuelta a Sudáfrica”. Modise marcó su gol 100º en su 117º partido con las Banyana Banyana. 

2006 
Modise ganó el premio a la mejor jugadora del campeonato continental en la quinta edición, celebrada en 2006. “Quedamos terceras, y fue un honor ser elegida como la jugadora más valiosa del torneo”.

lunes, 20 de octubre de 2014

"Rompiendo barreras"

En la vuelta de la sección Cuentos de Fútbol Africano, les traemos una nueva historia escrita por Daniel Pinal y con ilustración de la joven artista Valeria Alonso Cobas. Tras "El mejor partido de mi vida" y "Decisión determinante", ambientados en Burkina Faso y Sierra Leona, respectivamente, llega una historia que sucede en Sudáfrica y tiene que ver con su historia, sus diferencias raciales y aquellos que no diferencian por el color sino que creen en la igualdad y en la unión del pueblo, sea de la raza que sea.

[Por Daniel Pinal] Era la final del campeonato sudafricano y la gente se agolpaba en el estadio. El color en las tribunas era digno de aquella final, sonaban las vuvuzelas y la gente alentaba a sus equipos, todo era alegría y felicidad; pero en las afueras del estadio se escribía otra historia. 

Faltaban pocos minutos para que empezara el partido y la gente iba llegando en multitud hacia el estadio, todos estaban alegres, todos menos Mothudi, un niño de raza negra de unos 12 años de edad, que estaba sentado llorando a pocos metros del estadio. La gente pasaba y ni se daban cuenta de la tristeza de aquel chico. De repente paso por allí un hombre blanco y noto el sollozo del niño. 

-¿Por qué lloras niño?- preguntó el hombre. El niño levantó la mirada y se sorprendió al ver que un hombre blanco se acercara a él. Si bien hacía varios años que se había terminado el apartheid, la relación entre blancos y negros no era muy buena. 

-¿Y usted para que quiere saber?- dijo Mothudi, con cierta desconfianza. 
-Pasaba por aquí y escuché tu llanto, me detuve y tal vez te podría ayudar si me dices cual es tu problema. 
-¿Y por qué usted querría ayudarme?- preguntó otra vez con desconfianza. 
- Porque quiero ayudarte de verdad, ah por cierto mi nombre es George- se presentó con una sonrisa tranquilizadora.
- Mi nombre es Mothudi y lloraba porque cuando fui a sacar las entradas para la final estaban más caras de lo que yo creía y no podré ver el partido-, se lamentó el niño ahora un poco más tranquilo porque George ya no le inspiraba tanta desconfianza.
-¿Y cuánto dinero tienes niño?

Mothudi abrió sus manos y ahí estaba el dinero todo arrugado que tenia para ir a la final. 

-Estuve trabajando 2 semanas, día y noche, para ahorrar este dinero y ahora me doy cuenta que tanto esfuerzo no valió para nada porque al momento de obtener la entrada me dicen que no me alcanza- comentó apesadumbrado Mothudi. 

Al ver el dinero que traía encima, George se dio cuenta que hasta le sobraba para comprarse una entrada. 

-Pero niño ahí te alcanza para una entrada, por lo menos la más barata-, le contestó. 
-Lo que pasa es que yo tengo que sacar la entrada también para mi hermano- esgrimió Mothudi mientras atrás suyo George vio a otro niño más pequeño que estaba jugando con una lata de gaseosa.
-Había ahorrado lo suficiente para conseguir dos entradas, de las más baratas y cuando llegue aquí habían subido el precio. 
-Y si, eso pasa en un evento de estas características- intentó calmarlo George. 
-No es justo, yo había hecho de todo para conseguir dos entradas, pero bueno...  
Mothudi se quedó un rato pensativo y luego dijo:
-¿Usted va a ver el partido? 
-Si voy, ¿pero por qué?- contestó intrigado el hombre 
-¿No puede llevar a mi hermano a ver el partido? Solo me alcanza para una entrada y como no puedo dejarlo ir solo… ¡Si usted me haría ese favor se lo agradecería mucho!- dijo Mothudi contento por la idea que se le había ocurrido.
- Pero… ¿vas a dejar de ir tú, para que pueda ir a tu hermano?- se sorprendió George. 
-¡Si! por mi hermano haría lo que fuera- respondió sin dudarlo Mothudi 
-Lo siento, pero yo… 

Cuando George le iba a decir que él iba a ir a la final como periodista y que no podía llevarlo, fue interrumpido por Mothudi.
- Es que mi hermano tiene oncocercosis, se esta quedando ciego y esta puede ser la ultima final que el vea, se lo pido por favor que usted lo acompañe, yo los esperare afuera al finalizar el partido. 

La oncocercosis es una enfermedad parasitaria causada por un gusano, esta causa lesiones en la piel y en los ojos, algunos llegando hasta la ceguera y eso es lo que le estaba ocurriendo al hermano de Mothudi. Al enterarse de esto, a George se le hizo un nudo en la garganta y no sabia que decir. Después de unos segundos dijo: -Espérenme aquí, no se vayan a ir. 
Mothudi no entendía lo que pasaba, pero se quedaría esperando a que el hombre volviera. Al cabo de unos minutos llegó George, corriendo. 
-Acá están las dos entradas, apúrense que ya va a empezar el partido- les gritó algo agitado por la distancia que había recorrido a toda velocidad. Mothudi no entendía nada. 
- ¿Pero qué es esto? Sólo te pedí que llevaras a mi hermano contigo. 
-Yo soy periodista y por eso no puedo cuidar a tu hermano, pero tu lo harás mejor que yo-, dijo George mientras les sonreía a ambos. 

Mothudi no salía de su asombro, lo que había hecho el hombre por él y su hermano, no lo había hecho nadie y menos un hombre blanco.
-No sé qué decir, muchas gracias, aquí tienes la plata- dijo mientras le daba los billetes que tenia a George.
-No quiero tu plata, mejor regálale algo a tu hermano.
-No puedo aceptar esto, por lo menos déjame que te de esta plata-, contestó Mothudi.
-El que no puedo aceptar esto soy yo, las entradas las conseguí por un amigo mío, guárdate ese dinero y apúrense que ya esta por empezar la final.
-¡Muchas gracias señor! no tengo palabras de agradecimiento hacia usted, nunca me voy a olvidar de lo que usted hizo por mi hoy- dijo el niño con lágrimas en sus ojos y se fundieron en un caluroso abrazo.
-¡Es usted un gran hombre!- dijo el niño emocionado. George también estaba emocionado al borde de las lágrimas.
-¡Apúrense niños!-, gritó él.

Los niños salieron corriendo hacia el estadio, luego también corrió George porque tenia que cubrir la final. Esa tarde la noticia no fue quien ganó o perdió el partido, sino la de un hombre que rompió las barreras de la raza y los colores que tan marcados estuvieron y están aún hoy en Sudáfrica, para ayudar a dos chicos fanáticos del fútbol. También la noticia fue la del amor incondicional y verdadero de hermanos que es capaz de romper cualquier barrera, hasta la de una entrada a un estadio para ver una final.

viernes, 17 de octubre de 2014

Cabo Verde y Argelia a pie firme

En medio de las dudas que ha generado la problemática del ébola con respecto a la realización o al cambio de sede de la CAN 2015, se disputó la cuarta fecha de la fase de grupos de las Eliminatorias para el certamen que en un principio tenía pautado su comienzo en enero en Marruecos. Fuera de eso, Argelia y Cabo Verde son los dos primeros clasificados luego de vencer a Malawi y Mozambique, respectivamente. Repasamos resultados grupo por grupo.
Grupo A
Sudáfrica 0-Congo 0
Nigeria 3 (Ahmed Musa x2 y Olanare)-Sudán 1 (Salah Ibrahim 'Jizoli')

Los Bafana Bafana no aprovecharon la posibilidad de sacar más ventaja y no pasaron del empate sin goles ante Congo en el Peter Mokaba Stadium de Polokwane. Como a punto a favor, los de Ephraim "Shakes" Mashaba, serán nuevamente locales en la fecha cinco el mes que viene ante Sudán, el más débil de la zona.

En Abuja, y con un Keshi muy cuestionado, Nigeria recibió a Sudán y a pesar de que le costó obtuvo una victoria por 3-1 que no impidió el despido de su entrenador. Ahmed Musa abrió la cuenta tras una gran combinación con Obi Mikel, pero menos de diez minutos después igualó Salah Ibrahim 'Jizoli' para los sudaneses. Olanare adelantó nuevamente a las Súper Águilas, mientras que Musa otra vez cerró cuentas.

Posiciones: Sudáfrica 8 puntos, Congo 7, Nigeria 4 y Sudán 3
Grupo B
Argelia 3 (Brahimi, Mahrez y Slimani)-Malawi 0
Malí 2 (B. Sako y M. Yatabaré)-Etiopía 3 (O. Oukri, G. Kebede y A. Butako)

En Blida, los Zorros del Desierto no tuvieron inconvenientes con Malawi y lo golearon 3-0 para transformarse en uno de los primeros clasificados siendo el único con puntaje ideal de la mano del entrenador francés Christian Gourcuff. Al minuto, Brahimi combinó con Slimani y abrió la cuenta. Cuando expiraba la primera parte aumentó Riyad Mahrez y puso cifras definitivas Slimani con un cabezazo certero.

Malí tenía la chance de centrar la pelea con los argelinos, pero Etiopía lo sorprendió y se llevó sus primeros puntos para seguir con vida. Bakary Sako, de tiro libre, adelantó a las Águilas, pero Oukri y Kebede enmudecieron al Stade du 26 Mars de Bamako cuando Etiopía dio vuelta las cosas. Un cabezazo de Mustapha Yatabaré ilusionó a los hinchas locales con el 2-2, pero en la última jugada del encuentro, Abebaw Butako estableció el 3-2 para la visita.

Posiciones: Argelia 12 puntos, Malí 6, Etiopía y Malawi 3

Grupo C
Burkina Faso 1 (Pitroipa)-Gabón 1 (M. Evouna)
Angola 4 (Bastos, Ary Papel, Tsoanelo Koetle (en contra) y Love)-Lesotho 0

En el duelo de los principales candidatos de la zona, Pitroipa adelantó a Burkina Faso en media hora de juego en Ouagadougou y Les Etalons se ponían en la cima. Pero en el complemento, Malick Evouna le dio el 1-1 a Gabón que así conserva el primer puesto.

En Luanda, las Palancas Negras angoleñas no tuvieron piedad con Lesotho y se impusieron 4-0. Bastos, Ary Papel, Tsoanelo Koetle (en contra) y Love fueron los autores de los goles para el elenco de Romeu Filemon.

Posiciones: Gabón 8 puntos, Burkina Faso 7, Angola 4 y Lesotho 2
Grupo D
Camerún 2 (Kweuke y Mbia)-Sierra Leona 0
Costa de Marfil 3 (Y. Touré y Kalou x2)-RD Congo 4 (Kebano, Kabananga y Bokila x2)

Sin dudas el partido de la fecha -y la sorpresa- fue el 4-3 de los congoleños de visita en Abidjan. Neeskens Kebano puso el 1-0 para RD Congo aunque a los cinco minutos igualó Yaya Touré con un golazo. Parecía que las cosas se acomodaban para los Elefantes, pero los de Jean-Florent Ibengé -mismo entrenador que dirige al AS Vita Club finalista de Champions- se pusieron 3-1 arriba con una chilena de Junior Kabananga y el primer tanto de Jeremy Bokila. Dos apariciones de Salomon Kalou -ingresó en el entretiempo- le dieron el empate a Costa de Marfil con veinte minutos por jugar. Sin embargo, sobre el cierre, nuevamente hubo gol de Bokila y triunfo histórico para los Leopardos.

Camerún sacó ventaja desde el inicio y a los diez minutos ya ganaba 2-0 por los goles de Leonard Kweuke y Stephane Mbia, ambos de cabeza. Así, los Leones Indomables lideran con cuatro puntos de ventaja cuando quedan seis en juego.

Posiciones: Camerún 10 puntos, Costa de Marfil y RD Congo 6, Sierra Leona 1
Grupo E
Ghana 3 (Gyan, A. Ayew y Badu)-Guinea 1 (M. Yattara)
Togo 1 (Serge Akakpo)-Uganda 0

Ya sin Appiah en el banquillo, y con Konadu como interino, las Black Stars se impusieron por 3-1 a Guinea en el Temale Sports Stadium. Asamoah Gyan adelantó al local y Mohamed Yattara, tras un rebote en un tiro libre, igualó las acciones en media hora de juego. Un penal ejecutado por André Ayew y un contragolpe liquidado por Badu pusieron cifras definitivas para un Ghana que siempre dice presente.

Togo, tras un arranque flojo, parece querer darle pelea y para eso venció como local a Uganda 1-0 con gol de cabeza de Serge Akakpo a los 70 minutos. 

Posiciones: Ghana 8 puntos, Togo 6, Guinea y Uganda 4
Grupo F
Cabo Verde 1 (Heldon)-Mozambique 0
Zambia 3 (Kalaba, Mayuka y Mweene)-Níger 0

Los Tiburones Azules vencieron 1-0 a Mozambique en Praia y se aseguraron su lugar en la CAN 2015, la que será la segunda de su historia y la segunda consecutiva. Heldon fue el autor del único gol del partido. 

Los Chipolopolo zambianos golearon a Níger por 3 a 0 con goles de Rainford Kalaba, Emmanuel Mayuka y el arquero Kennedy Mweene, que marcó el tercero de penal. Más allá de lo abultado del resultado, los nigerinos plantaron dura batalla y los goles locales llegaron recién en la última media hora de juego.

Posiciones: Cabo Verde 9, Zambia y Mozambique 5, Níger 2
Grupo G
Egipto 2 (Gamal y Salah)-Botswana 0
Túnez 1 (Ferjani Sassi)-Senegal 0

Se esfumaba el partido en el Stade Mustapha Ben Jannet y Túnez no podía vulnerar a los Leones de Teranga. Hasta que con cuatro minutos adicionados jugados, y tras una serie de rebotes en el área, Ferjani Sassi remató de derecha y desató la locura de las Águilas de Cártago, que se suben a la cima en solitario y sacan una luz de ventaja y como si eso fuera poco en la fecha 5 se miden ante Botswana, que ha perdido en todas sus presentaciones.

Los Faraones no se quieren despedir tan rápido de la ilusión de volver a estar en la CAN e hicieron bien los deberes. Como locales en El Cairo, se impusieron 2-0 a Botswana con goles de Gamal y Mohamed Salah y aún sueñan.

Posiciones: Túnez 10, Senegal 7, Egipto 6 y Botswana 0

Fin al ciclo Keshi en Nigeria

El seleccionador de Nigeria Stephen Keshi fue despedido este jueves a pesar de la victoria de su equipo contra Sudán (3-1), por la cuarta fecha de las Eliminatorias para la Copa África de Naciones 2015. La Federación Nigeriana de Fútbol (NFF) decidió, tras una reunión de urgencia, que el exentrenador Shuaibu Amodu asumirá el puesto de Keshi de forma interina hasta que se nombre a un nuevo seleccionador extranjero. 

Las Súper Águilas, vigentes campeonas continentales, eran últimas del grupo A en la fase de clasificación para la Copa África de Naciones, que se celebrará el año que viene en Marruecos, tras sumar un punto en tres partidos. Tras su victoria ante Sudán en Abuja el miércoles se auparon a la tercera plaza. Fue emotivo ver como los jugadores fueron a abrazar al entrenador tras el gol de Ahmed Musa que abrió el marcador. Sin embargo, desde la dirigencia se dio por concluido este exitoso ciclo. 

En un comunicado, la NFF afirmó que Keshi y sus ayudantes dirigieron a Nigeria con "resultados notables", incluido la consecución del título africano en 2013, estos últimos tres años y describió al entrenador y su equipo como "verdaderos héroes nacionales".

Fuente: Fifa.com

jueves, 16 de octubre de 2014

Las chicas juegan su CAN en Namibia

[Por Diego Martín Yamus] El fútbol africano no es sólo para varones. Este sábado 11 comenzó la undécima edición de la Copa Africana de Naciones de mujeres en las canchas de Windhoek, capital de Namibia. El torneo no cuenta con su campeón reinante, Guinea Ecuatorial, eliminado en las clasificatorias por Costa de Marfil. Pero en su lugar apareció Nigeria con todas sus luces: las más ganadoras de la historia (8 sobre 10 ediciones) ya están en las semifinales gracias a dos goleadas. El resto, incluido el local, pelea palmo a palmo cada partido.
Justamente Namibia abrió el juego el sábado 11 a las 17 (hora local), venciendo al debutante Zambia 2-0 en el Sam Nujoma Stadium. Las dignas representantes del país del sur festejaron mediante goles de Rita Williams a los 4 minutos y Thomalina Adams a los 21´, con el arbitraje de Therese Raissa Neguel, de Camerún. Tres horas después, Nigeria goleó 4-2 a Costa de Marfil. Las Flamencas marcaron por Esther Sunday (11´), Mariam Diakité en contra (54´) y Desire Oparanosi, su gran figura (73´ y 86´), descontando Fatou Coulibaly y Christine Lohoues para las marfileñas.

El domingo fue turno del Grupo B, en el césped del Independence Stadium. Las primeras que lo pisaron fueron las damas de Camerún y Sudáfrica, y las camerunesas celebraron el tardío gol de Raissa Feudjio a los 87´ para un importante 1-0. Argelia también hizo su parte, también por la mínima ante Ghana, con gol de Affak Horiya a los 86´.

El martes 14, Nigeria confirmó su furia ofensiva con su 6-0 al débil Zambia, cortesía de Sonia Okobi a los 2´, Ohale Osinachi a los 6´, Azizat Oshoala (reciente goleadora mundial Sub 20) a los 64´, Desire Oparanozie 21' y a los 81´ y Perpetua Nkwocha a los 84´. Luego entró Namibia, pero se encontró con un Costa de Marfil que quiso redimirse de su debut y las venció 3-1 en los últimos 6 minutos. Primero marcó Marie-José Estelle a los 13´, pero Goeieman Zanatha hizo explotar a la multitud del Sam Nujoma a los 20´. La ilusión de las namibias duró hasta los 84 minutos, cuando Ines Tia Biho puso el segundo y a los 90´el tercero. 
El miércoles 15, Camerún venció 2-0 a Argelia, con doblete de Gaëlle Enganamouit, mientras que Sudáfrica igualó 1-1 con Ghana. Shiwe Nongwanya puso en ventaja a las sudafricanas, mientras que en el complemento Elizabeth Cudjoe decretó el empate final para las ghanesas.

Posiciones Grupo A
Nigeria 6 puntos, Costa de Marfil y Namibia 3 y Zambia 0
Fecha 3: Namibia-Nigeria y Costa de Marfil-Zambia (ambos el viernes)

Posiciones Grupo B
Camerún 6 puntos, Argelia 3, Ghana y Sudáfrica 1
Fecha 3: Sudáfrica-Argelia y Ghana-Camerún (ambos el sábado)