viernes, 11 de junio de 2021

Goles Mundialistas: Tres y a octavos

Como ya nos contara Diego Yamus en nuestra Sección Un País, una Historia, el seleccionado marroquí siempre tuvo una buena conexión con México, con su tierra azteca. Si en 1970 fueron el primer seleccionado africano en obtener un punto en un Mundial, dieciseis años después se convirtieron en el primero en superar la fase de grupos. Y para eso fueron vitales los tres goles en el cierre del Grupo F para imponerse 3-1 a Portugal. 
En las dos fechas iniciales Marruecos no había marcado en Monterrey, pero al menos había rescatado dos empates sin goles ante rivales europeos que merecían respeto: Polonia e Inglaterra. Para la tercera fecha el calendario marcó cambió de locación para el cierre del Grupo F ante Portugal y a los Leones del Atlas eso pareció sentarles bien. Los portugueses llegaron con la misma cantidad de puntos producto del 1-0 del debut ante los ingleses y la caída con los polacos en la segunda fecha, por lo que el que ganase en el Estadio Tres de Marzo de Guadalajara obtendría un lugar en los octavos de final.

Y los comandados por el brasileño José Faria tuvieron un comienzo inmejorable para irse al descanso con una ventaja de dos goles. Aziz Bouderbala fue el líder en los minutos iniciales y cada vez que Portugal llegó con peligro se encontró con la seguridad del arquero Badou Zaki. A los 17 minutos, Abderrazak Khairi tomó un despeje corto de la defensa lusa, enganchó hacia adentro y con un derechazo bajo desde afuera del área puso el 1-0. Antes de la media hora de juego, nuevamente Khairi se anotó en el marcador al rematar al gol de zurda un centro de Labid Khalifa.
En la segunda parte los marroquíes aumentaron la diferencia para ponerse 3 a 0 luego de una gran combinación entre Bouderbala y Timoumi, quien habilitó de zurda a Krimau que de zurda convirtió el tercer gol para su país en ese partido y en ese Mundial y el quinto en la historia de los Mundiales para los Leones del Atlas. Con diez minutos por jugar, Diamantino descontó para Portugal y con el 3-1 Marruecos se quedó con la zona y se convirtió en el primer seleccionado africano en superar la fase de grupos.

En octavos de final, la despedida marroquí se dio por un gol sobre el final de tiro libre de Lothar Matthaus que le dio el triunfo 1-0 a Alemania. Los teutones escalarían hasta la final y serían subcampeones luego de perder 3-2 con la Argentina de Maradona, Valdano y Bilardo.

Todos los goles de África en Mundiales
México 1986

jueves, 10 de junio de 2021

Ciudades Futboleras: El Cairo (Egipto)

En la segunda entrega de esta sección que inauguramos en abril de 2021 la ciudad elegida es El Cairo, la capital de Egipto. Más allá de las pirámides, los museos y el tesoro de Tutankhamon, uno de los epicentros del mundo árabe es también un incansable torbellino de cultura, arte buen humor y hospitalidad, como se puede leer en una guía de Clarín y National Geographic sobre la tierra de los Faraones. Si hablamos de su relación con el fútbol rapidamente aparecen los principales estadios del país, el clásico entre Al Ahly y Zamalek o el haber sido la sede principal de la CAN 2019.
A pesar de que a nivel turístico El Cairo sería la parada de dos o tres días de camino a los monumentos faraónicos del Alto Egipto o a las playas del Sinaí, la capital cairota es el corazón del país. Pocos países están tan dominados por una sola ciudad que aglomera lo más relevante del país en cuanto a política, finanzas, medios de comunicación o cultura. "Como Egipto es y siempre fue un país centralizado, es normal que la mayor parte mayor de la historia futbolística se encuentre también en El Cairo. Administrativamente, El Cairo es solo la parte que está ubicada al este del Nilo, pero cuando la gente dice "El Cairo" eso significa también la parte del oeste que es Guiza, donde están las pirámides, pues todo eso es la zona metropolitana del Gran Cairo", sostiene el periodista Amr Nageeb Fahmy. 

Tal como cuenta Agustín Rodríguez Weil en su libro Tardes de Fútbol, "bajo el calor sofocante que impera en los alrededores del río Nilo, la cultura árabe se reúne para convertir en algo más que un partido al derbi de El Cairo, el cual reúne a Al Ahly y Zamalek, los dos equipos más poderosos". Desde el mismo Cairo, Nageeb Fahmy afirma que esta es la rivalidad más intensa del fútbol africano y que es muy habitual que las familias estén divididas entre hinchas de ambos clubes y que hasta se peleen durante los clásicos. "Los clásicos entre los dos gigantes se denominan como "El Kemma", que literalmente significa "La Cumbre" en árabe. En un día de la cumbre, puedes ver los cafés ocupados, todos los asientos reservados horas antes del partido", agrega Amr. 

A pesar de que hoy en día se encuentra en la segunda división y casi sin afición, en los años 60-70 hubo un equipo que pudo cuestionar por unos años la supremacía de los dos gigantes. Se trató del Tersana que, con los goles de Hassan El Shazly fue campeón en 1963, subcampeón en 1964 y 1975 y también ganó la Copa en 1965 y 1967. Si nos centramos en todos los campeones a lo largo de la liga egipcia (1948 a esta parte) solamente tres equipos externos a El Cairo lograron quedarse con el título: Ismaily (1967, 1991 y 2002), Olympic Club de Alejandría (1967) y Ghazl El-Mehalla (1973).

También a nivel del fútbol continental la ciudad de El Cairo es muy importante. La sede de la Confederación Africana de Fútbol se encuentra allí y la mayoría de los sorteos de los certamenes de clubes se hacen allí. Además, el Cairo International Stadium fue la sede de la final de Copa Africana de Naciones (CAN) de 2019 y del Campeonato Africano Sub 23 del mismo año. En la primera, El Cairo fue la sede principal con dicho estadio más el Al Salam y el 30 June; mientras que en el otro torneo fue la sede exclusiva con los dos primeros estadios mencionados. También la última final de la Champions, que Al Ahly le ganó a Zamalek, tuvo como sede a la capital egipcia. "El Cairo es definitivamente la ciudad más importante para el fútbol africano: es la sede de la CAF, tiene en Al Ahly y Zamalek a los dos clubes más ganadores... Es siempre el destino para los gigantes continentales", suma el periodista Adel Koraiem

La de 2019 fue la CAN número cinco que tuvo como anfitrión a Egipto y por lo tanto a El Cairo como epicentro del más importante certamen de selecciones africanas. Una vez en el Estadio Mokhtar El-Tesh (1959) y dos en el Cairo International Stadium (1986 y 2006) los Faraones se consagraron campeones ante su gente en la capital. La CAN 2019 estaba prevista en Camerún pero finalmente la sede recayó en Egipto. "El Cairo me pareció un caos. Es una de las capitales más pobladas del continente africano con poco más de 20 millones de habitantes. Caos vehicular, personas corriendo que se trasladó también en parte a la organización, por ejemplo para retirar la acreditación en el Cairo International Stadium", recuerda el fotógrafo español Pedro Pensil quien cubrió la última CAN. "Lo que más me impactó fue el partido inaugural (Egipto vs Zimbabwe) ya que siendo el partido por la noche, a las 13 ya la gente se empezó a juntar en gran número para entrar y con cinco o seis horas para el inicio el estadio ya estaba a un 75% con un calor impresionante", agrega Pensil.  
Otro de los símbolos de El Cairo es la Plaza de Tahrir, donde en 2011 los hinchas de Al Ahly y Zamalek se unieron dejando de lado el fútbol por un rato para protestar contra el régimen de Hosni Mubarak y finalmente ayudar a su caída. Allí se unieron en un solo grito los hinchas del equipo vinculado a las clases populares y el equipo vinculado a la alta sociedad cairota.

"Hasta cuando juega la selección -comenta el periodista Amr-, el seleccionador es siempre criticado por el número de jugadores elegidos de cada equipo". Pero en este caso no tendremos problemas porque en el equipo imaginario que armamos con los futbolistas nacidos en cada ciudad pueden jugar todos los nacidos en El Cairo. A pesar de que figuras de la talla de Mohamed Aboutrika, Essam El Hadary o Mohamed Salah no son cairotas, se pudo armar un equipo con grandes nombres, varios de ellos campeones de la CAN y hasta algunos mundialistas.
En el arco aparece Sherif Ekramy (mundialista Sub 20 en 2001 y 2003 y también presente con la Mayor en Rusia 2018), de extendida trayectoria en Al Ahly, con breves pasos por Europa y actualmente en el Pyramids. La defensa está liderada por un gran líbero como lo fuera Ibrahim Youssef, uno de los mejores jugadores en la historia del Zamalek que en los ochenta ganó la liga 1983, 1984 y 1988 y la Champions Africana en 1984 y 1986 siendo uno de los mejores defensores de su país y de África. De familia de futbolistas, jugó también la CAN 1976 y 1984 -elegido en el equipo ideal- y los Juegos Olímpicos de 1984. En 1984 y 1985 quedó segundo y tercero, respectivamente, en el premio que France Football entrega al mejor futbolista africano. Falleció en 2013 a causa de un ataque cardíaco. A los costados de Youssef, por un lado Ibrahim Hassan (mundialista en 1990, con pasos por Al Ahly, Zamalek y el fútbol europeo) más Hany Ramzy, también presente en Italia 1990 e iniciado en Al Ahly para luego dar el salto a Europa con una destacada trayectoria en el fútbol alemán -Werder Bremen, Kaiserlautern y Saarbrucken-.

En el mediocampo se mezclan el presente y la actualidad con la historia. Por la derecha Magdi Abdelghani, segundo jugador egipcio -después de Fawzi- en marcar en un Mundial cuando en Italia 90 le marcó de penal a Holanda para el 1-1. En 1977 había debutado en Al Ahly y luego jugó en Beira Mar (Portugal) para regresar a su país y retirarse en Al Mokawloon -hoy Arab Contractors-. Compartiendo el doble pivote aparecen Ramadan Sobhi -cuñado del arquero Ekramy-, hoy jugador de Pyramids pero con 24 años y tras su aparición en Al Ahly con experiencia en la Premier League (Stoke City y Huddersfield), un Mundial encima y posiblemente presente en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio ya que fue una de las figuras de los Faraones Sub 23 en el título de la CAN de la categoría a fines de 2019; y junto a Sobhi la experiencia de un ícono de Zamalek: Hazem Emam. Este mediocentro dio sus primeros pasos en Zamalek, emigró a Europa donde llegó a jugar en Udinese (Italia) y en 2001 volvió para retirarse en el mismo equipo de sus inicios en 2008. Ganó las Champions de 1996 y 2002 con su equipo, estuvo en el equipo ideal de la CAN en 1996 y la levantó a la edición siguiente. Completa la mitad de la cancha Kahraba, surgido en el ENPPI, mundialista en 2018, con pasado en Zamalek y actualmente en Al Ahly. A nivel selecciones jugó desde la Sub 17 a la absoluta.     

La delantera está liderada por el máximo goleador en la historia de los Faraones: Hossam Hassan. El hermano del defensor Ibrahim convirtió 68 goles en 176 apariciones, jugó el Mundial 1990, ganó tres CAN, se inició en Al Ahly pero tuvo también un destacado paso por Zamalek y tras su retiro llegó a dirigir a ocho equipos de su país y hasta al seleccionado de Jordania. Al igual que en la CAN 2006 cuando fueron campeones, Mido acompaña a Hassan. Ahmed Hossam Mido irrumpió con todo en 1999 en Zamalek y dos años después fue elegido el jugador joven de África. Jugó en Gent (Bélgica), Ajax (Holanda), Celta (España), Marsella (Francia), Roma (Italia) y Tottenham (Inglaterra), entre otros. Desde 2014 ha entrenado a varios clubes de su país. Completa el equipo Mahmoud El Gohary, de Al Ahly en sus tiempos de jugador y luego entrenador. Fue goleador en la CAN que los Faraones ganaron en 1959, entrenó al seleccionado en el Mundial de Italia y desde el banquillo lideró a sus pupilos para el título en la CAN 1998 que lo convirtió en el primero en ganar la CAN como jugador y como entrenador. 

Ciudades Futboleras 

sábado, 5 de junio de 2021

Amistosos: Todos los resultados

A pesar de que la fecha de Eliminatorias fue suspendida en África, los seleccionados africanos están disputando encuentros amistosos entre sí o contra rivales de otros continentes. 

El jueves Argelia recibió a Mauritania en Blida y se impuso 4 a 1. Sofiane Feghouli abrió la cuenta en el primer tiempo y Yacoub igualó en diez del complemento. Nuevamente Feghouli, Ounas y Bounedjah fueron los otros goleadores para el equipo de Djamel Belmadi que mantiene una extensa racha de partidos invicto.
Ya en la jornada del viernes, en Austria, Camerún se impuso 1-0 a Nigeria con tanto de Zambo Anguissa. Mientras que Rwanda, en Kigali, venció por 2 a 0 a la República Centroafricana con goles de Abdul Rwatubyaye y Jacques Tuyisenge. 

Este sábado, en Turquía, se disputaron dos encuentros, con triunfos para Togo y Gambia. Los togoleses le ganaron 2-0 a Guinea con doblete de Kodjo Laba -el primero de penal- y los gambianos hicieron lo propio ante Níger con festejos de Ablie Jallow y Muhammed Badammosi.

En Rades, el seleccionado tunecino impidió un buen arranque del argentino Héctor Cúper al mando de RD Congo. Y es que las Águilas de Cártago se impusieron a los congoleños 1-0 con un gol de Sliti.
En Abidjan, Costa de Marfil arrancó perdiendo ante Burkina Faso por un gol de Lassina Traoré y recién en los últimos quince minutos lo pudieron dar vuelta 2-1 gracias a los goles de Ibrahima Sangaré y Amad Diallo Traoré -golazo de tiro libre-.

Senegal se impuso como local a Zambia 3 a 1 con goles de Sadio Mané (penal), Krepin Diatta e Ismaila Sarr; descontando Dominica Chanda -de cabeza- para los Chipolopolo. Tras el primer tiempo hubo un corte de energía que afectó la zona del Stade Lat-Dior de Thies y retrasó el inicio de la parte final del partido.
En el Estadio Nacional de Zimpeto (Mozambique), Eswatini le ganó por 1 a 0 a Lesotho con un gol de Sifiso Matse. Y por último, en Serbia, Cabo Verde sorprendió al vencer 2-1 al Sub 23 de Brasil -seleccionado olímpico- con goles de los Semedo: Lisandro y Willy. Pedro -de penal- había puesto en ventaja al elenco brasileño.   

jueves, 3 de junio de 2021

Goles Mundialistas: Zidane para Argelia

Tras la buena actuación de Argelia y Camerún en España 1982 -a pesar de no haber superado la fase de grupos-, cuatro años después nuevamente Argelia y Marruecos fueron los representantes africanos en México 86. Los marroquíes fueron los primeros en debutar -el 2 de junio en Monterrey- pero empataron sin goles por el Grupo F con Polonia, mientras que un día después -hace justo 35 años- los Zorros del Desierto hicieron su presentación en el caluroso mediodía del Estadio 3 de Marzo de Zapopan ante Irlanda del Norte en el marco de la complicada zona D, que completaban España y Brasil. 
Ahora al mando de Rabah Saadane, pero con varios de los mismos nombres que habían estado en España 82, el seleccionado argelino quería volver a plantarse ante selecciones a priori más poderosas como lo había logrado cuatro años antes. Pero en el debut las cosas no comenzaron bien. A los 6 minutos Irlanda del Norte se puso en ventaja con un tiro libre de Norman Whiteside, quien en el Mundial anterior se había convertido -con 17 años y 41 días- en el jugador más joven en jugar un campeonato del mundo. Los europeos jugaron mejor esa primera parte y podrían haberse ido al descanso con una ventaja mayor pero tuvieron que conformarse con el 1-0.

En el complemento Argelia salió decidido a buscar el empate y, tras un par de avisos, llegaría el 1-1. En una jugada preparada a la salida de un tiro libre, el mediocampista Djamel Zidane disparó bajo de zurda para vulnerar la resistencia del arquero Pat Jennings. El resultado no se modificaría pero los de Saadane lo podrían haber perdido si no fuese por una espectacular tapada con los pies del arquero Larbi El Hadi.
A pesar de la ilusión por volver a hacer un buen papel como en España 82 el de Zidane sería el único gol argelino en tierras aztecas, el sexto del seleccionado argelino en la historia mundialista y por muchos años el último...

Los Zorros del Desierto perdieron 1-0 en la segunda fecha con Brasil -gol de Careca- y cerraron con caída ante España por 3 a 0 por los tantos de Calderé (2) y Eloy. Recién en Sudáfrica 2010 Argelia volvería a estar en un Mundial pero se fue sin convertir goles. Hubo que esperar hasta Brasil 2014 para conocer al sucesor de Zidane en esto de marcar goles en Mundiales.

Todos los goles de África en Mundiales

lunes, 31 de mayo de 2021

Goles Mundialistas: Triunfo y eliminación

Luego del resonante triunfo en el debut ante Alemania, por la fecha 1 del Grupo 2 de España 1982, Argelia sucumbió ante Austria en la segunda fecha por 2-0 por los tantos de Schachner y Krankl. Los austríacos también habían ganado en el debut ante Chile por lo que eran los líderes de la zona y los chilenos llegaron sin puntos -en la fecha 2 cayeron 4-1 con los alemanes- a la fecha final el 24 de junio en Oviedo ante los Zorros del Desierto.
Argelia tuvo un comienzo demoledor y en poco más de media hora ya ganaba por tres goles.  Antes de los 10 minutos la defensa argelina cortó un ataque de Chile y salió con todo a la contra liderada por Salah Assad, quien culminaría la jugada rematando de zurda un centro atrás de Bensaoula. Sobre los 31 minutos nuevamente Assad apareció libre por el centro del área y puso las cosas 2-0 tras una habilitación de Bourebbou. Con ese doblete Assad -que en 1981 había sido campeón en su país con el RC Kouba y que había estado en el equipo ideal en las CAN 1980 y 1982- se convirtió en el segundo futbolista africano en anotar un doblete en un Mundial, luego del egipcio Fawzi en Italia 1934.

Antes del descanso, más precisamente sobre los 37 minutos, Bensaoula -que había superado una dura hepatitis y el fallecimiento de su padre en la previa del Mundial- recibió solo en la cercanía del área y con un remate lejano y bajo venció a Mario Osben para convertir el 3 a 0. Ese resultado dejaba muy cerca de la clasificación a los argelinos, aunque faltaba el encuentro del día siguiente entre Alemania y Austria.
En la segunda parte, los argelinos se relajaron y los chilenos salieron con otra impronta. Y así se pusieron en partido con un penal de Miguel Neira más un golazo de Juan Letelier. Sin embargo el 3-2 no se modificaría y el seleccionado africano se quedó con su segundo triunfo en la zona y amplias chances de clasificación. 

El 25 de junio, en El Molinón de Gijón, Austria (4 puntos) se medía a Alemania (2) y solamente un triunfo 1-0 para los alemanes les daba el pase a la siguiente instancia y dejaba afuera a Argelia. Y en lo que la prensa austriaca y alemana denominó como el "Pacto de no agresión de Gijón" (Nichtangriffspakt von Gijón), o más crudamente como la "Vergüenza de Gijón" (Schande von Gijón) el gol del alemán Hrubesch dejó eliminado a los Zorros del Desierto en su primer Mundial. La prensa española lo denominó el "Pacto del Molinón" -por el estadio donde se jugó el partido- y hasta un diario de esas tierras ubicó la crónica del partido en la sección de sucesos con el titular "Timo a 40.000 espectadores". 

La dirigencia argelina se quejó ante las autoridades de la FIFA por ese dudoso partido pero nada se pudo hacer en ese momento. Al menos a partir del siguiente Mundial la fecha final de cada grupo se juega en simultáneo para evitar este tipo de "arreglos" o "acuerdos".

Todos los goles mundialistas

sábado, 29 de mayo de 2021

Beach Soccer: Senegal campeón

El favorito no defraudó y se quedó con el tricampeonato de la Copa Africana de Beach Soccer en su casa. Es que Senegal, al igual que en 2016 y 2018, volvió a gritar campeón en la arena de Saly demostrando el amplio dominio continental que desde hace años ejerce. En la final fue 4-1 sobre Mozambique con doblete de Raoul Mendy y los restantes de Diatta y Pope Boye. El empate parcial fue obra de Ramosette Cumbe.

La jornada final contó con la presencia del presidente de la CAF, el sudafricano Patrice Motsepe, que llegó temprano a Dakar proveniente de Qatar, donde el viernes presenció la final de la Supercopa Africana. 

A primer turno, Marruecos se impuso 5 a 3 a Uganda por el tercer puesto. Y luego en el plato fuerte de la jornada y en el cierre del certamen Senegal se adelantó rápido por intermedio de Raoul Mendy y a pesar del empate de Cumbe luego pudo sacar una importante ventaja para seguir siendo el rey de la disciplina en el continente. Desde que se empezó a disputar este certamen en 2006 Senegal estuvo siempre en el podio salvó en la edición inaugural en la que no intervino. Este es su sexto título (2008, 2011, 2013, 2016, 2018 y 2021), fue subcampeón en 2007 y 2015 y tercero en 2009.
Motsepe fue el encargado de la entrega de las medallas y la copa y estuvo acompañado por Fatma Samoura -secretaria general de la FIFA-, Augustin Senghor -presidente de la Federación Senegalesa y  vicepresidente de la CAF- más la leyenda del fútbol senegalés El Hadji Diouf. El capitán y arquero de Senegal, Al Seyni, fue elegido como el mejor de su puesto en el certamen mientras que Nelson Manuel (Mozambique) fue el goleador con 10 tantos y el MVP del torneo. 

Tanto Senegal como Mozambique serán los representantes africanos en el Mundial de Rusia, a disputarse entre el 19 y el 29 de agosto en Rusia. En el último Mundial, Paraguay 2019, Senegal terminó sexto al perder en cuartos de final con Portugal, que sería el campeón.

viernes, 28 de mayo de 2021

Supercopa Africana: Al Ahly campeón

La Supercopa Africana 2020, que enfrentó al campeón de Champions (Al Ahly de Egipto) con el de la Confederation Cup (RS Berkane de Marruecos) tuvo lugar este viernes en el Jassim Bin Hamad Stadium de Doha (Qatar).
Los egipcios querían sumar un título más a su extendida vitrina internacional y de paso romper con la tendencia de las últimas dos ediciones, en las que el campeón del torneo de menor rango (Raja Casablanca en 2018 y Zamalek en 2019) se impusieron al vencedor de la Champions (el bicampeón Esperance). 

Con arbitraje del argelino Ghorbal y presencia reducida en el estadio (7000 espectadores), la primera parte no tuvo demasiadas emociones y las pocas llegadas que hubo no fueron claras. Lo mejor se vio en el complemento y los del sudafricano Pitso Mosimane se pusieron en ventaja sobre los 57 minutos cuando Mohamed Sherif recibió en el área y repentinamente giró para poner el 1-0 con un tremendo zurdazo que hizo estéril la volada de Laaroubi. Y con diez por jugar, el ingresado Salah Mohsen, recibió solo de Taher Mohamed y tras dejar en el camino a Laaroubi puso las cosas 2 a 0. 
Con los 90 cumplidos hubo tres chances claras que podrían haber modificado, pero los palos y Laaroubi lo impidieron. Primero el brukinés Alain Traoré casi descuenta para el Berkane pero su cabezazo dio en el travesaño; minutos después Laaroubi desvió al córner un derechazo de Afsha desde la medialuna y en el epílogo Sherif estrelló otro cabezazo en el travesaño. 

Con el pitido final Al Ahly se consagró campeón de la Supercopa por séptima vez en su historia. Las anteriores fueron en 2002, 2006, 2007, 2009, 2013 y 2014. Además, a nivel internacional es el máximo campeón de la Champions continental (9 veces), fue tercero en el último Mundial de Clubes y tiene en sus vitrinas una Confederation Cup (2014), cuatro Recopas (1984, 1985, 1986 y 1993), una Copa Afro-Asiática (1988), una Liga de Campeones Árabe (1996), una Recopa Árabe (1995) y dos Supercopa Árabe (1997, 1998). Sin dudas el Rey de África y uno de los clubes a nivel mundial con más títulos internacionales.   

jueves, 27 de mayo de 2021

Goles Mundialistas: El de M'Bida no alcanzó

El de España 1982 fue el primer Mundial para Camerún y el segundo para un país de la denominada África subsahariana. Y si Zaire no pudo convertir ningún gol en su participación en Alemania 1974, el único tanto de los Leones Indomables en su aparición debut significó el primero para el continente proveniente desde los países ubicados al sur del desierto del Sahara. 
Camerún integró el Grupo 1 junto a Perú, Polonia e Italia y, aunque en la previa se presentaba como el más desconocido y débil de la zona, se les plantó a todos y le faltó muy poco para obtener la clasificación a la siguiente instancia. 

Los dirigidos por el francés Jean Vincent no pudieron convertir en Riazor -el estadio de Deportivo La Coruña- ya que allí empataron en las dos primeras fechas 0-0 con Perú y con Polonia pero con el cambio de estadio -la última fecha la jugó en Balaídos- llegó el primer gol camerunés en la historia de los Mundiales. El 23 de junio Camerún se midió a Italia y ambos llegaron con chances de clasificación. El día anterior Polonia había goleado 5-1 y ya se había asegurado su lugar.

A los italianos les bastaba con el empate porque había marcado en el empate ante Perú, pero igualmente salieron con todo en busca del triunfo. Si no fuera por la mala puntería de sus delanteros o por las intervenciones de N'Kono el seleccionado europeo se podría haber ido en ventaja al descanso... En 15 minutos de la segunda parte Francesco Graziani puso el 1-0 con un cabezazo que obligaba a los Leones Indomables a convertir dos si quería seguir en carrera. 
Camerún reaccionó rápido y tras una buena jugada de Ibrahim Aoudou, apareció Gregoire M'Bida para vencer al mítico Dino Zoff y anotar el 1-1. En la última media hora de juego Italia llegó con más peligro pero gracias a N'Kono el seleccionado camerunés se retiró invicto y con igual cantidad de puntos que Italia, quien clasificó como segundo y que sería el ganador del certamen, alzando su Copa del Mundo número tres luego de Italia 1934 y Francia 1938. 

Los cameruneses se despidieron aplaudidos a pesar de la eliminación por el público español dando un adelanto de lo que harían ocho años después muy cerca de allí, en Italia 90.

Todos los goles mundialistas

miércoles, 26 de mayo de 2021

Beach Soccer: Semifinales definidas

Este miércoles se disputó la última fecha de la fase de grupos de la Copa Africana de Beach Soccer con triunfos del local Senegal y de Marruecos. Ambos así se metieron en las semifinales que los verá enfrentarse el 28 de mayo por un lugar en la final mientras que el otro finalista saldrá del ganador de Mozambique vs Uganda.

El anfitrión y campeón defensor cerró su participación en el Grupo A con un 3-1 sobre Tanzania. Los tanzanos necesitaban ganar para igualar en la cima a senegaleses y ugandeses y comenzaron bien poniéndose en ventaja con un gol de Stephano Walles Mapunda; sin embargo Senegal lo dio vuelta ante su gente en Saly con doblete de Mamadou Sylla y el restante de Babacar Fall. Con este resultado Senegal pasa como primero de su zona y en semifinales se medirá ante Marruecos.
Los marroquíes se quedaron con el segundo puesto de la zona B por sobre Egipto, al que vencieron 4-3 en uno de los mejores partidos de la fase de grupos. Ambos llegaron a la última fecha con 3 puntos -producto de triunfo sobre Seychelles y caída ante el sorprendente Mozambique- pero solo uno podía seguir en carrera. Los egipcios se adelantaron con un cabezazo del egipcio Hossam Hassan pero Marruecos lo pudo dar vuelta a través de Rabi Aboutalbi y el capitán Nassim El Hadaoui. Hassane Hussein puso las cosas 2-2, reapareció Aboutalbi para el 3-2 y los Faraones volvieron a empatar por intermedio de Ahmed Mohamed hasta que apareció Driss Ghannam con una tremenda chilena para el gol que significó el 4-3 y la clasificación. Una especie de venganza de Marruecos sobre Egipto, ya que estos se quedaron con los duelos por el tercer puesto que los tuvo enfrente en Nigeria 2016 (4-1) y en Egipto 2018 (3-2).
La otra semifinal será entre Mozambique y Uganda, dos seleccionados atípicos en esta instancia teniendo en cuenta que en las nueve ediciones anteriores se repitieron ocho países (Camerún, Nigeria, Egipto, Costa de Marfil, Sudáfrica, Senegal, Madagascar y Marruecos) jugando las semifinales. 

martes, 25 de mayo de 2021

Iheanacho y los días de la semana

[JUAN STANISCI en Lástima a nadie, maestro] “Estuve corriendo el lunes, el martes, el miércoles, el jueves, el viernes, el sábado y el domingo ¿Qué fue lo que hice?”, se preguntaban los Clash en Police on my back. La misma frase y la misma pregunta se le puede atribuir a Kelechi Iheanacho. El delantero nigeriano de 24 años logró la extraña marca de ser el único futbolista en haber hecho goles en cada uno de los días de la semana en una sola temporada de Premier League. 
Kelechi Promise Iheanacho nació en Owerri, capital del Estado de Imo, al sudeste de Nigeria. De la misma ciudad es oriundo Nwankwo Kanú, quién también jugaba de delantero y se destacó en la Premier League. Iheanacho llegó al mundo el 3 de octubre de 1996, dos meses después de la consagración de la selección de Nigeria en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, esa en la que jugaban Kanú, Okocha, Babayaro, entre otros. Esa generación había ganado el mundial Sub 17 tres años antes, ganando todos los partidos y goleando a la selección argentina.  

Su infancia transcurrió durante la explosión de futbolistas nigerianos en el fútbol inglés. Él hinchaba por el Chelsea, el equipo donde jugaban Babayaro, tremendo lateral izquierdo y luego John Obi Mikel. Como su familia no podía pagar el abono que transmitía la Premier League, trataba de encontrar los lugares para poder mirar los partidos.  

Su padre y su madre querían que estudiara y no se distrajera jugando al fútbol. Hasta que una tarde un profesor les comunicó que su hijo había sido citado para jugar para el equipo de la escuela en una competencia del estado de Imo. Su actuación lo llevó a entrar en el radar de las selecciones juveniles nigerianas.  

Su debut con las Súper Águilas, como les llaman a las selecciones nigerianas, fue en la Copa de África Sub 17 en Marruecos, en abril de 2013. Con cinco goles fue una de las figuras del equipo, aunque terminaron cayendo por penales en la final contra Costa de Marfil. Ese mismo año Iheanacho fue la figura del mundial Sub 17 en Emiratos Árabes, siendo balón de oro y bota de plata. Nigeria fue campeona mundial, como en el 93 de la mano de Nwankwo Kanú, con seis goles y siete asistencias de Kelechi Iheanacho.    

En 2014 llegó a las inferiores del Manchester City, habiendo jugado muy poco en su país. El periodista Pancho Jáuregui, autor del libro “Fútbol africano: crónicas, historias e investigación”, explica: “El tema de que se vayan tan jóvenes tiene que ver con que en la mayoría de las ligas africanas -sobre todo las del África Negra (Nigeria, Ghana, Senegal, Costa de Marfil, etc)- es muy poco lo que se paga entonces los jóvenes futbolistas prefieren buscar la oportunidad en Europa desde chicos siempre ayudados por representantes europeos o del propio continente, en muchos casos con intenciones poco claras que dejan a muchos jóvenes ilusionados abandonados en Europa y con promesas rotas”. En el caso de Iheanacho no tuvo promesas rotas, pero nunca pudo terminar de asentarse en el equipo. Si bien en su segundo partido en los citizens hizo el gol del triunfo, el nivel de delanteros que había en el plantel no le permitía jugar muchos minutos. Delante de Kelechi estaban Agüero, Dzeko, Jovetic y Negredo. Pero el factor fundamental no estaba en las canchas, sino en el clima. “No fue fácil. Hacía demasiado frío y quería volver a mi país”, contó en una entrevista con The Guardian.  

En agosto de 2017 fue comprado por el Leicester. Los foxes querían un préstamo, pero su padre y representante presionó para que compren su pase. Su gran promedio de gol fue fundamental: en sus primeras temporadas en el City había necesitado 14 remates para hacer 10 goles. En el Leicester logró la continuidad que necesitaba y se metió en la lista de convocados para Rusia 2018. Su nombre se escuchó por primera vez en nuestro país cuando, en 2017, hizo el gol de tiro libre en el partido que Nigeria le ganó 4 a 2 a la selección de Sampaoli.  

En el primer partido contra Croacia fue suplente. Pero contra Islandia y Argentina fue titular. Contra nuestra selección salió al minuto del segundo tiempo, Odion Ighalo, su reemplazante, fue quien erró el mano a mano contra Armani. “Considero que va a ser junto a Osimhen, Chukwueze y Etebo, entre otros, la camada que lidere los próximos años al seleccionado nigeriano”, dice Pancho Jáuregui.  

Kelechi Iheanacho es un futbolista de récords extraños. El 23 de abril de 2017, por las semifinales de FA Cup ingresó a los 99 minutos por Raheem Sterling y fue el primer jugador de la historia de esa competencia en ser el cuarto cambio. El 16 de enero de 2018 el Leicester jugaba el replay contra el Fletwood Town, un equipo de la tercera categoría inglesa. Habían empatado cero a cero el primer partido y según el reglamento de la FA Cup debían jugar otro encuentro para ver quién pasaba de ronda. A los 77 minutos, Mahrez lo habilitó dejándolo mano a mano con el arquero rival. Iheanacho definió para el gol, pero el lineman levantó su banderín. El gol fue revisado por el VAR mostrando que el delantero nigeriano estaba habilitado. Así Iheanacho se convirtió en el primer jugador en hacer un gol chequeado por el VAR en la historia de la FA Cup.  
Esta competencia es la que mejor le sienta a Iheanacho. El domingo 21 de marzo de este año le hizo dos goles al Manchester United por los cuartos de final de la FA Cup. Así llegó a 13 goles en esa competición, superando a Didier Drogba como máximo goleador africano de la copa más antigua del fútbol mundial. En semifinales le hizo otro al Southampton llegando a catorce en total. Sus goles fueron fundamentales para llegar a la final, que el Leicester terminaría ganándole al Chelsea, también finalista de la Champions League. La consagración significó la primera FA Cup de la historia del Leicester.  

El martes 18 de mayo, en la noche de Londres, el Chelsea y el Leicester se volvieron a ver las caras luego de la final de la FA Cup. El partido lo ganaban los londinenses por dos a cero cuando, a falta de quince minutos, Iheanacho recibió solo adentro del área y marcó el descuento para el Leicester. Era martes, el único día de la semana que le faltaba. Justo contra el Chelsea, el equipo del que eran hinchas Joe Strummer y Mick Jones, músicos de los Clash. Esos que corrían todos los días de la semana, como Kelechi Iheanacho.