miércoles, 1 de abril de 2015

Glorias Africanas: Rashidi Yekini

[Por Diego Martín Yamus] Rashidi Yekini no solo fue un jugador brillante, un goleador impresionante donde pisó una cancha y un delantero temible. Con más de 20 años de carrera fue un sinónimo de la selección de Nigeria y del fútbol de Africa. Desde su nacimiento en Kaduna el 23 de octubre de 1963 y su debut en 1981 construyó una historia llena de éxitos, aunque recién se destacó un buen tiempo después.

Es que su comienzo en esa década del 80 fue opaco. Tras empezar en el UNTL de su ciudad natal, jugó en el Shooting Stars en 1983 y en Abiola Babes en 1985, ambos nigerianos. Al menos en 1984 fue llamado para integrar por primera vez la selección que fue subcampeona de la Copa Africana de Naciones ante Camerún; Allí Rashidi jugó al comienzo de titular, luego fue reemplazado en la semifinal con Egipto y no estuvo en la final. Recién en 1988 comenzó a destacarse cuando pasó al importante Africa Sports de Costa de Marfil, un grande del continente, con el que obtuvo la Liga y la Copa en 1989. Por supuesto esas actuaciones le valieron ser nuevamente llamado en 1988 para las Aguilas para otra Copa Africana de Naciones, donde esta vez fue titular indiscutido y marcó un gol, siendo otra vez subcampeón de Camerún. Ese mismo año integró la selección que participó en los Juegos Olímpicos de Seúl, donde marcó el único gol de su equipo ante Yugoslavia. Por entonces, Rashidi tenía 25 años y sufría un grave problema de desnutrición, del que fue atendido por especialistas holandeses cuando conoció al técnico Clemens Westerhof, el que luego sería el de la selección nacional.

Pero fue en los primeros 90 cuando Yekini escribió las páginas más gloriosas de su historia. En 1990 jugó nuevamente la Copa Africana de Naciones donde hizo tres goles y fue segundo de Argelia; así pasó al Vitoria Setúbal de Portugal, donde durante cuatro años fue gran referente y conquistó el título de máximo goleador en la Segunda División (1991- 1992 y 1992- 1993) y el de Primera en 1993- 1994. También lo hizo en 1992 con Nigeria en la Copa Africana de Naciones de Senegal, donde resultó máximo goleador con 3 tantos para su equipo que terminó tercero. Pero sobre todo fue el gran responsable de la primera llegada de Nigeria a un Mundial, el de Estados Unidos, entre 1992 y 1993, cuando marcó 8 goles en 10 partidos, incluyendo varios dobletes como ante Argelia y Costa de Marfil. Por supuesto que así fue nombrado por France Football mejor jugador africano de 1993. Antes de la Copa del Mundo, en 1994 tuvo tiempo para ganar la Copa Africana de Naciones de Túnez, donde otra vez fue máximo goleador. Y en el Mundial, marcó el primer gol para su país (dirigido por Clemens Westerhof) ante Bulgaria, el 21 de junio en la goleada por 3 a 0; allí estaba acompañado por Augustine Eguavoen, Stephen Keshi, George Finidi, Sunday Oliseh, Augustine Okocha, Daniel Amokachi y Emmanuel Amunike. Jugó el 25 contra la Argentina de Alfio Basile y frente a Diego Maradona en la derrota por 2-1, en el último partido mundialista del 10, y llevó a su equipo hasta los octavos de final donde perdió 2-1 en tiempo suplementario con Italia, futura subcampeona.
Fueron años inolvidables para Yekini, que Luego siguió brillando aunque no como antes. Tras el Mundial pasó al Olympiakos FC, y en 1995 al Sporting Gijón, donde curiosamente tardó mucho en debutar debido a que se le detectó una rotura de ligamento cruzado en la revisión médica; en ambos tuvo un paso opaco. Pero tras un corto regreso al Vitoria Setúbal, volvió a hacer de las suyas en 1997, cuando fue fichado por el FC Zurich, donde marcó 14 goles en 28 partidos. Así fue que recibió el llamado de Bora Milutinovic para jugar el Mundial de Francia 1998, en el que era suplente ingresando en el segundo tiempo (sólo fue titular contra Paraguay) y se retiró de la selección nuevamente en octavos de final, en la derrota 1-4 con Dinamarca, cuando reemplazó a otro grande: Nwankwo Kanu, a los 65 minutos. Ese 1998 retornó a Africa para jugar en el Club Athlétique Bizertin de Túnez y en 1999 en el Al Shabab de Arabia Saudita. En 2000 volvió al Africa Sports para ganar otra vez la Copa de Costa de Marfil; allí estuvo hasta 2002. Y cerca de los 40 años, se fue de vuelta a Nigeria para jugar en el Julius Berger FC en 2003 y finalmente,en 2005, en el Gateway United, con 42 años. Un grande al que se lo extraña bastante, después de partir de este mundo inesperadamente el 4 de mayo de 2012 en Ibadan, Nigeria, a los 48 años, tras luchar contra una larga enfermedad. 

Pero como Mahmoud El Gohary, Roger Milla, Badou Zaki o Abedi Ayew Pelé, su nombre quedó grabado para siempre entre los grandes del fútbol africano. Rashidi Yekini se retiró para jugar en las canchas del cielo, mientras en la tierra sus goles se siguen recordando eternamente.

Ver también
Badou Zaki (Marruecos)
Abedi Pelé (Ghana)
Sub 20 2009 (Ghana)

lunes, 30 de marzo de 2015

Goleada de Argelia

Tras la caída ante Qatar en su anterior amistoso, el seleccionado argelino se recuperó este lunes con una goleada por 4-1 sobre Omán en el Suheim Bin Hamad Stadium, de la ciudad de Doha, capital qatarí. Ishak Belfodil adelantó rápido a los Zorros del Desierto a los 2 minutos de juego y a los 24 aumentó Sofiane Feghouli. Ya en el complemento se repitieron los goleadores pero en orden invertido para el 4-0. A quince minutos para el cierre Al-Busaidi puso el gol del honor para el elenco asiático.

El equipo que utilizó el francés Christian Gourcuff fue: Doukha; Zeffane, Mandi, Halliche (c), Ghoulam; Bentaleb, Taider, Feghouli, Chenihi; Brahimi y Belfodil. Ingresaron en el complemento Slimani, Mahrez, Ghezzal, Medjani y Belaili. Una de las caras nuevas en la formación fue el joven Chenihi -foto-, del MC El Eulma, quien declaró al sitio DZ Foot: "Personalmente estoy contento con mi rendimiento. Mis compañeros me ayudaron en el campo. El entrenador me dio la oportunidad y me dijo que yo tendría un buen juego y creo que le cumplí".

Pero Argelia no fue el único seleccionado africano que se trae un triunfo de Asia. Es que Camerún visitó a Tailandia en el SCG Stadium, de la ciudad de Nonthaburi, y se impuso 3 a 2. Sin embargo, las cosas no comenzaron de la mejor manera para los comandados por el alemán Volker Finke -venían de ganarle 1-0 a Indonesia-. Los locales ya ganaban por dos goles en media hora de juego, grcias a Prakit Deeporm y a un autogol del central Aurélien Chedjou. Pero, de a poco, los Leones Indomables fueron mejorando y reaccionando a un arranque tan flojo. Benjamin Moukandjo a los 42 minutos se infiltró entre los centrales y tras recibir una habilitación definió a la izquierda del arquero para el descuento. Ya en el segundo tiempo, y en los diez minutos finales, llegó el empate de Clinton N'Jie (de penal) y el gol de la victoria por intermedio de Ngweni Ndassi, uno de los exponentes de la liga doméstica, más precisamente del Unisport de Bafang.
Otro de los seleccionados africanos que tuvo acción en la jornada de hoy fue Gabón. Las Panteras, que venían de un triunfo 4-3 sobre Malí, no pasaron del empate con Bielorrusia y terminaron igualados sin goles.

Por último, Burkina Faso visitó Casablanca para medirse con el seleccionado A de Marruecos -conformado por exponentes del certamen local- y se impuso 2 a 1 con goles de Aristide Bancé e Issoufou Dayo, de cabeza. El Moubaraky había puesto la igualdad transitoria.  

domingo, 29 de marzo de 2015

El campeón no pudo con el Nzalang

El campeón vigente de África, Costa de Marfil, venía de ganar su primer amistoso (2-0 a Angola) tras el título obtenido en la CAN de Guinea Ecuatorial. Pero esta vez recibió al Nzalang Nacional y el final no fue el mismo en el Stade Félix Houphouët-Boigny de Abidjan. El elenco comandado por el argentino Esteban Becker planteó un gran partido a los Elefantes y terminaron igualados en un gol.

Hervé Renard puso en cancha a Sayouba Mandé; Deli Simon, Bailly Eric Bertrand, Diarrassouba Viera, Yaya Touré, Tiéné Siaka, Akpa Akpro Jean-Daniel, Salomon Kalou, Serey Dié, Gervinho y Sio Giovanni. Mientras que los ecuatoguineanos saltaron al campo con Ovono; Evuy, Mbele, Rui, Sipo; Randy, Zarandona, Belima, Kike Boula; Balboa y Edu. Y fue justamente este último jugador, Iván Salvador Edu el que golpeó primero para los visitantes, cuando ganó en velocidad a los quince minutos y al ingresar al área sacó un derechazo inatajable para el 1-0.
Le costaría al campeón africano lograr la igualdad. La misma llegó recién a los 70 minutos, cuando tras un tiro libre de Yaya Touré, apareció Max Gradel para poner las cosas 1-1. A pesar de la insistencia de los marfileños que fueron con todo en busca de una nueva victoria ante su gente, el Nzalang Nacional pudo mantener el empate demostrando así que sigue creciendo y que ya no es un rival fácil para ningún contrincante. "Nos enfrentamos a un buen equipo, combativo y motivado", fueron las palabras de Hervé Renard sobre Guinea Ecuatorial. Al mismo tiempo, criticó el estado del campo de juego y dijo que sus dirigidos campeones continentales no merecían jugar en un terreno en tal estado, según recoge Sport Ivoire.

Otros amistosos
Sudáfrica recibió a Nigeria en el Mbombela Stadium de Nelspruit y recién lo pudo empatar a los 90 minutos. Los Bafana Bafana pudieron haberse puesto en ventaja a los 62 minutos, pero Akpeyi le contuvo un penal a Jali. Ahmed Musa, con un tremendo derechazo abrió la cuenta para las Súpér Águilas a los 85, pero cinco después Bongani Zungu puso las cosas 1-1 para los comandados por Ephraim Mashaba.
Botswana, como local, comenzó ganando por un gol de Ofentse Nato pero Mozambique lo dio vuelta con tantos de Luis Miquissone y Elias Pelembe y se llevó un trabajoso triunfo por 2 a 1.

Con goles de Kalaba y Mukuka, que regresó al seleccionado tras seis años, Zambia se impuso 2-0 a Rwanda en el Heroes National Stadium de Lusaka.

En el CCM Kirumba Stadium de Mwanza, Malawi comenzó ganándole al local Tanzania gracias a un gol de Mucium Mhone, pero en el segundo tiempo apareció Mbwana Samatta -goleador del TP Mazembe congoleño- para decretar el 1 a 1 definitivo.

Por último, el Sub 23 de Kenia se impuso 2-0 como visitante a Seychelles. Los goles del encuentro fueron obra de Collins Shivachi y Vincent Odongo. 

sábado, 28 de marzo de 2015

Siguen los amistosos

Los seleccionados africanos siguen aprovechando la fecha FIFA para disputar encuentros amistosos a lo largo y ancho del mundo. En la jornada de ayer, fue el turno de Túnez, Gambia y Mauritania. Los tunecinos visitaron el Estadio del Gran Ojo de Oita donde Japón los superó por 2 a 0. Okazaki y Honda marcaron los goles del elenco que tuvo el estreno del ex entrenador de Argelia: el bosnio Vahid Halilhodzic. Las Águilas de Cártago se trasladaron luego de la derrota rumbo a China, donde afrontarán su segundo compromiso en esta mini gira por Asia.
Gambia y Mauritania se midieron en el Independence Stadium de Bakau -foto- y fue triunfo para los locales por 1-0. El único gol del partido lo convirtió Sam Pierre Mendy en media hora de juego. Los mauritanos volverán a tener actividad el martes, cuando reciban a Níger en el Stade Olympique de Nouakchott.

Ya en el día sábado, los Leopardos de RD Congo abrieron las acciones disputando un partido ante Iraq en el Sharjah Stadium de Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Los asiáticos se adelantaron a los cinco minutos en el marcador con un cabezazo de Ibrahim Khalaf. M'Poku igualó a los 35 minutos para los congoleños a través de un disparo desde el punto del penal. Pero a menos de veinte minutos para el cierre, y tras un rechazo flojo de la defensa africana, Humam Tariq aprovechó y le dio la victoria 2-1 a Iraq.

Seguidamente, en el Anjalay Stadium de Belle Vue Maurel, Islas Mauricio recibió a Togo y terminaron igualados 1 a 1. Andy Sophie le dio la ventaja a los isleños en la primera mitad y Jonathan Ayité igualó a ocho minutos de la culminación para los togoleses. Este fue el segundo encuentro del francés Didier Six al mando de Mauricio.

En el cierre de la jornada, el delantero Edinson Cavani convirtió un penalti en el segundo tiempo para darle a Uruguay una victoria por 1-0 sobre Marruecos en la ciudad atlántica de Agadir.

Por último, en el plato fuerte del día, Senegal y Ghana se midieron en el Stade Oceane de la norteña ciudad francesa de Le Havre y los Leones de Teranga ganaron 2 a 1 gracias a un doblete de Moussa Konaté, quien ingresó en el complemento. El descuento para los ghaneses llegó a los 76 minutos de juego con un cabezazo inatajable de Emmanuel Boakye. De esta manera, el nuevo entrenador de Senegal, Aliou Cissé, empezó ganando y de la mejor manera su camino al mando del equipo en reemplazo del francés Alain Giresse. 

Así se vive la Premier en África

[Fernando Duclos para Goal.com] Tuve la suerte, en 2014, de viajar ocho meses por África, 14 países diferentes desde Somalía hasta Swazilandia. Fui a la cancha a ver Etiopia-Nigeria, jugué al fútbol en Zanzíbar, me regocijé de cómo aman a Maradona, hice dedo gracias a Messi, miré los partidos de Huracán por Internet…y volví hincha del Liverpool a Buenos Aires. ¿Eh? Sí: a eso, a tanto, llega el poder de la Premier League.

Hasta antes de viajar, jamás había visto un partido de la Liga Inglesa. Es decir, sí había visto muchos, como quien mira fútbol, que me encanta. Pero a lo que voy es: nunca me había levantado especialmente por el Manchester City, jamás hubiese gritado un gol de Lampard, menos que menos esperé el mercado de pases del Swansea. Amo el fútbol argentino y amo también mirar a Messi: el resto del mundo, en la TV, para mí iba siempre de fondo, como una música funcional. Sí, lo disfrutaba, pero no me apasionaba; ¿Hincha del Liverpool? Antes de agarrar la mochila, hubiera dicho: “Eso no puede pasar”.

Sin embargo, desde el primer minuto que llegué a África, sólo aterrizar en Addis Ababa, la Premier League me empezó a conquistar. ¿Cómo? Gracias al enorme, descomunal show que la rodea y a lo global de su televisación.

Etiopía, por caso, es el único país del continente negro que jamás fue conquistado por ninguna nación europea. Al cabo, uno entendería que en Kenya, en Tanzania, en Zambia, estados que alguna vez fueron colonia británica, la Premier League sea furor. ¿Pero en Etiopía? ¿En Namibia, ex protectorado alemán? ¿En Rwanda, donde hablan francés? Y sin embargo, así es. La Premier manda en todos lados, en capitales y también en pueblitos en los que apenas hay un televisor. En Addis, decía, o en cualquier rincón del continente, la gente se junta en bares para ver los partidos. Casi nadie tiene cable, entonces los pocos que lo pagan, y gozan del privilegio del canal Supersport en su grilla, empiezan a cobrar entrada a sus casas. Luego, las convierten en salones y después, con ayuda de un proyector y una pared limpia, tendrán sus propios “cines”. Los horarios ayudan, el huso horario es similar, y no habrá nadie que se pierda ningún juego. Un día, recuerdo, jugó Real Madrid-Barcelona, pagué mi dólar de entrada y fui al “cine” a verlo; antes, lo que para mí era un aperitivo, pasaron Manchester United-Stoke: no podía creer cuando, al terminar el partido en Old Trafford, y a 10 minutos del Clásico de España, la gente empezó a dejar sus asientos vacíos. ¡Pero si está por empezar el derbi! A ese nivel llega la pasión…
Es que los cerebros de la Premier League son eso: cerebros, tipos pensantes. Saben que la gente espera show, y eso le dan. Apenas termine, por ejemplo, un partido X, supongamos Cardiff-Chelsea, un sábado cualquiera en Costa de Marfil, arrancará un programa en el que opinarán sobre el juego los conductores desde Londres y de repente, recibirán la llamada telefónica de un espectador en Abidjan. África se sentirá reconocida, se verá en pantalla. La gente no cambiará de canal. Al ratito, empezará otro juego: QPR-Leicester. Y así seguirá. Es un modelo a escala planetaria: cuando la pelota deje de girar en un bar en Asia, y en Kuala Lumpur pidan otro arroz con leche de coco, el llamado será de un fanático de Singapur. En Argentina nos cuesta entenderlo. Nuestra liga es fuerte, existe desde hace muchos años, el nivel es bueno, competitivo. No hay necesidad de hinchar por clubes de afuera. En África, países nuevos, muchos que recién salen de la guerra, en varios hubo hambrunas, el “ocio” es un concepto nuevo, emergente, que recién está apareciendo. La gente, después de tanto sufrimiento, necesita entretenerse. Y la Premier League entendió eso, y es lo que ofrece. Después, de tanto show, Inglaterra quedará eliminada en primera ronda del Mundial, pero a los encargados de su Liga no les importará: West Bromwich-Liverpool saldrá 5-3, habrá 8 goles, todo será una fiesta, lo verán millones y millones de televidentes en todo el mundo, que después se quedarán tomando una cerveza, se comprarán la remera de su equipo y así, el círculo cerrará. Al mismo tiempo, y con los bares llenos, las Ligas locales seguirán su rumbo: partidos aburridos, estadios vacíos, no muchos motivos como para disfrutar.

Al principio, igual, me resistí. ¿Liga Inglesa? Jamás. Después, sanguíneo al cabo, necesité la pasión de cada domingo y no me quedó otra: terminé encontrando mi equipo. Me reconocí, de repente, en Burundi, gritando los goles de Sturridge. Pasó. Cuando uno lee que los equipos de la Premier League cobran millones y millones por los derechos de televisación, la razón de esas cifras debe buscarlas justamente en esa taberna de un barrio bajo de Bujumbura en la que un argentino festejaba un gol. La Liga Inglesa es un espectáculo que se le ofrece al mundo, y, al ser un show global y recaudar cifras enormes, también eso exige: cobrar y más cobrar.

Así, yo soy De Anfield y el fútbol inglés es un show. O, como dijo Ariel Rodríguez, una amenaza. ¡Que marche otra ronda (pero no de Mundial)!

jueves, 26 de marzo de 2015

Arranque victorioso para Cúper

Sigue con acción la fecha FIFA y en la jornada de hoy hubo tres encuentros con presencia africana. En El Cairo, a puertas cerradas por cuestiones de seguridad, Egipto recibió a Guinea Ecuatorial en el Petro Sport Stadium. En el duelo de entrenadores argentinos, Héctor Cúper se lo ganó a su compatriota Esteban Becker en los cinco minutos finales. El nuevo entrenador de los Faraones, alineó en su debut a Sherif Ekramy; Hazem Emam, Ahmed Hegazy, Rami Rabia, Hussein El-Sayed; Ahmed Al-Muhammadi, Ibrahim Salah, Mohamed El-Nenny, Mahmoud Trezeguet; Emad Meteb (capitán) y Mohamed Salah.

Esteban Becker, puso en cancha a: Embela; Randy (Mbele 85'), Evuy, Igor, Sipo; Zarandona, Belima (Josete 68'); Balboa (c); Kike (Fabiani 63'), Ibán (Cristian 77') y James (Pablo Ganet tras el descanso). El Nzalang Nacional, cuarto en la CAN 2015 que organizó, planteó un partido inteligente y recién vio vulneradas sus fuerzas al minuto 85, cuando el ingresante Basem Morsi empujó al gol tras un desborde de Saleh Gomaa. Y a los 94, en una corrida individual entrando de izquierda a derecha dejando hombres en el camino, Trezeguet remató de derecha para el 2-0 final. Tras el partido, Cúper declaró en rueda de prensa que quedó conforme con el trabajo en defensa de sus dirigidos.
Pero no fue el único encuentro que tuvo a africanos como protagonistas. En Abidjan, más precisamente en el Stade Félix Houphouët-Boigny, el campeón continental Costa de Marfil recibió a Angola y se impuso por 2 a 0 con la mayoría de sus figuras en cancha, tales los casos de Yaya Touré, Gervinho y Wilfried Bony. Viera Diarrassouba y Kalou, de penal, anotaron los goles del triunfo para los dirigidos por Hervé Renard.

Por último, los Zorros del Desierto de Argelia viajaron hasta Qatar y fueron superados por el elenco local en el Abdullah bin Nasser bin Khalifa Stadium. Ali Assadalla, a los 32 minutos y tras una buena maniobra individual, marcó el único gol del partido para el 1-0 final de los qataríes.

Mañana, en Banjul, Gambia se medirá ante Mauritania en la continuidad de los amistosos de seleccionados africanos.   

Egipto: Cúper quiere ser Faraón

[Especial para El Enganche] Nadie lo esperaba y fue sorpresa para muchos, pero el argentino Héctor Cúper fue anunciado como el nuevo entrenador de Egipto. Los Faraones son uno de los grandes seleccionados del continente africano pero su última participación mundialista data de Italia 1990, mientras que en la Copa Africana de Naciones (CAN) llevan las últimas tres ediciones sin haber podido clasificar. Mucho más doloroso esto último teniendo en cuenta que son las máximos ganadores del certamen con siete títulos, el último en 2010. Ahora, de la mano de Cúper, buscarán prepararse de la mejor manera para las Eliminatorias del Mundial Rusia 2018 y la CAN del año anterior en una sede aún a definir. 
Es raro ver entrenadores sudamericanos en las selecciones de África, pero Cúper se sumará a su compatriota Esteban Becker, quien comanda la plantilla de Guinea Ecuatorial, al que llevó al histórico cuarto puesto en la CAN que culminó en febrero y en la que fueron anfitriones. “Es genial. Otro DT argentino en el panorama mundial y encima otro en África. Creo que nuestro trabajo en el continente con un resultado tan bueno puede hacer que distintos países apuesten más por técnicos de nuestro país. Cúper es un tipo serio, trabajador y que dignifica la profesión. Su experiencia es inmensa. Es riguroso y profesional. Ya somos dos. Ojalá seamos muchos más”, expresó a El Enganche desde Madrid el comandante del Nzalang Nacional, tal como se conoce al seleccionado ecuatoguineano. Alejandro Sageras, también argentino y colaborador de Becker, opinó a este medio en la misma sintonía: “La llegada de Cúper a Egipto es interesante. África es un continente con más de cincuenta países que los argentinos hemos pisado bastante poco. Como argentino, que llegue un compatriota te arropa, más siendo del prestigio de Héctor, que dirigió Mallorca, Inter y Valencia, entre otros“.

Desde la prensa especializada egipcia se esperaba la llegada de otro entrenador con más renombre o experiencia en el continente, como los franceses Hervé Renard (campeón de la CAN con Zambia y Costa de Marfil) y Alain Giresse, el belga George Leekens (Túnez) o el regreso del local Hassan Shehata. Tras los fracasos del estadounidense Bob Bradley y el egipcio Shawky Gharib, todos esperaban un nombre resonante para volver al éxito y desde ciertos sectores no quedaron conformes con la designación de Cúper. El periodista de King-Fut Hosam El-Aker, por ejemplo, expresó en una nota en dicho sitio de fútbol egipcio: “Justo cuando parece que la carrera como entrenador de Cúper está en una línea descendente encuentra, de alguna manera, un nuevo pretendiente. Y se le entregan las riendas del que es posiblemente el equipo nacional con más historia de África“. También le critican sus logros alejados y sus finales perdidas.

Creo que no va a tener nada que ver el recibimiento que tuvo acá con el que va a tener en Egipto. Acá lo recibieron con expectativa, admiración y sobre todo mucha tranquilidad. Egipto hoy es un polvorín y es un país mucho más futbolero que este. Van a esperar que trabaje y empiecen los resultados. La selección tiene muy buenos jugadores para elegir pero viene muy golpeada también, no hay margen para el error. Además el periodismo es mucho más especializado, entienden el juego y lo van a tener en una lupa permanente. En mi opinión, está en ese grupo de entrenadores que perdió el tren de la modernidad. Sobre todo en cuanto a la relación con los jugadores más jóvenes“, sostiene desde los Emiratos Árabes Unidos el periodista argentino Rashid Alí García, autor también del libro Tres Eme: Musulmanes, mentiras y Maradona, próximo a salir. En dicho país Cúper tuvo una de sus últimas experiencias. Dirigió Al Wasl por alrededor de 4 meses y tras 10 partidos sin ganar lo despidieron .

Otra opinión especializada si de entrenadores argentinos en África se trata le da su cuota de confianza a Cúper. “A mi entender la contratación de Cúper por parte del seleccionado egipcio es una muy buena decisión, más teniendo en cuenta el fracaso del ultimo técnico americano Bradley“, sostiene Rodolfo Zapata desde Buenos Aires. Zapata dirigió al Sunshine Stars (Nigeria) y al Mpumalanga Black Aces (Sudáfrica) y podría sumarse a la lista de entrenadores argentinos en el continente africano. Es que su nombre figura en la lista de posibles entrenadores de Rwanda. Compite con el francés Raymond Domenech, el croata Zdravko Logarusic y el holandés Rene Feller, entre otros [Nota: finalmente Rwanda contrató al joven norirlandés Jhonny McKinstry].

En su momento, Ricardo Gareca y Roberto Trotta también figuraron como posibles entrenadores de Ghana. El buen trabajo de los entrenadores argentinos en el último tiempo (Bielsa, Simeone, Pochettino) parece estar haciendo eco en África también y ahora será el turno de Héctor Cúper de trabajar seriamente en el seleccionado Egipto y devolverlo a la CAN y, por qué no, a un Mundial tras 38 años de ausencia. Así, y sólo así, pareciera que Cúper podría convertirse en un verdadero Faraón.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Jornada de amistosos

En el comienzo de la fecha FIFA, muchos seleccionados africanos tuvieron actividad alrededor del mundo y repasamos los resultados principales. 

Camerún, en un encuentro disputado en el Estadio Gelora Delta Sidoarjo, venció a Indonesia como visitante por 1-0. El capitán Vincent Aboubakar (a los 36 minutos) anotó el único gol del partido para el triunfo de los comandados por el alemán Volker Finke. Los Leones Indomables permanecerán en el continente asiático donde jugarán un segundo compromiso ante Tailandia en los próximos días.
Nigeria, que en un principio iba a recibir a Bolivia -declinó el amistoso por cuestiones de seguridad- recibió a Uganda en lo que era el festejo por las 100 partidos internacionales del arquero Vincent Enyeama, pero no pudo con el duro oponente que comanda el serbio Micho Sredojevic. Cuando restaban nueve minutos de juego, Farouk Miya anotó el único gol del resonante triunfo ugandés. 

Sudáfrica, que recibirá a Nigeria el domingo en otro amistoso, obtuvo una previsible victoria sobre Swazilandia por 3 a 1 en su visita al Somhlolo National Stadium, de la ciudad de Lobamba. Thulani Hlatshwayo y Thabo Mnyamane, a los 51 y 52, pusieron las cosas 2-0 para los Bafana Bafana para abrir un partido complicado en los primeros minutos. Los locales descontaron por intermedio de Felix Gerson Badenhorst, pero a cinco minutos del cierre apareció Mandla Masango para decretar el 3-1 final. 
Gabón y Malí ofrecieron un gran espectáculo en el Stade Pierre Basson en la ciudad del norte de Francia de Beauvais. Las Águilas de Malí se adelantaron por Molla Wagué a los cinco minutos, pero antes de los 45 igualó Malick Evouna. En el complemento llegaría lo mejor. Wagué puso la ventaja nuevamente pero Pierre-Emerick Aubameyang, picándola en un penal y con un derechazo desde afuera del área, dio vuelta las acciones para las Panteras. No obstante, Bakary Sako ejecutó magistralmente un tiro libre para empardar en tres goles. Sin embargo, en la última jugada del partido, un cabezazo de Bruno Ecuele Manga le dio el triunfo 4-3 a Gabón en un partidazo.

Otros resultados
Mauricio 2 (Andy Sophie y Bruno Ravina)-Burundi 2 (Saidi Ntibazonkiza x2, uno de penal). Jugado en el Stade George V, de la ciudad de Curepipe, Mauricio.

Botswana 2 (Mpho Kgaswane, de penal y Kabelo Seakanyeng)-Lesotho 0. Jugado en el Gaborone National Stadium, de la ciudad de Gaborone, capital de Botswana.

Ghana 1 (Stephen Baffour)-Namibia 0. Jugado en el Baba Yara Stadium, de la ciudad ghanesa de Kumasi. Equipos conformados por jugadores de las ligas domésticas.

Fuentes: FIFA, CamFootFUFA y Partidos entre Selecciones

martes, 24 de marzo de 2015

Glorias Africanas: Sub 20 Ghana 2009

[Por Diego Martín Yamus] Si bien en los años 90 Ghana era potencia entre los juveniles, con su título Sub 17 en 1991 y su segundo puesto Sub 20 en 1993, en la década siguiente pareció desaparecer del mapa. Luego de estar en 1997 (cuarto), 1999 (cuartos de final) y 2001 (subcampeón de la Argentina de Pekerman), además de su campeonato Sub 17 en 1995, sus subcampeonatos en 1993 y 1997 y su tercer lugar en 1999, fue marginado en los Campeonatos Africanos. En 2003 y 2005 por su vecino Costa de Marfil y en 2007 por Burkina Faso por tiros desde el punto penal. Pero las Black Stars se tomaron revancha y reaparecieron con todo en Ruanda 2009, no sólo clasificándose para el Mundial de Egipto sino ganando el título ante Camerún. Por eso, después de ocho años tendrían la posibilidad de jugar y tal vez ganar por primera vez el certamen para Africa, al que sólo los nigerianos habían llegado a ser finalistas en 1989 y 2005 y los mismos ghaneses en 1993 y 2001.

Los dirigidos por Sellas Tetteh iniciaron su sueño el 26 de septiembre en Ismailia, sede del Grupo D que integraban junto a Uruguay, Inglaterra y Uzbekistán. Y el debut en el Ismailia Stadium fue con mucho esfuerzo, ya que los uzbecos comenzaron ganando con gol de Sherzodbek Karimov a los 47 minutos. Pero enseguida aparecieron los grandes goleadores del equipo: Ransford Osei a los 60´ y Dominic Adiyiah a los 75´ para el primer paso por 2 a 1. Y los blancos se destaparon con todo ante los ingleses el 29 por 4 a 0, donde Adiyiha marcó dos (38´ y 88´), André Ayew, hijo de Abedi Ayew Pelé y capitán del equipo a los 57´ y Osei a los 82´. Y el 2 de octubre disputaron un gran partido ante Uruguay, lleno de futuras figuras; con un empate eran primeros del grupo y se imponían 2-0 por Mohammed Rabiu a los 54´ y Ransford Osei a los 70´, pero Nicolás Lodeiro a los 74´ y Abel Hernández a los 90´ +1 les aguaron la fiesta. Igual los africanos se llevaron el grupo con 7 puntos y +5 de diferencia de gol, delante de Uruguay con 7 pero +4, quedando afuera Uzbekistán e Inglaterra con 1 punto.
Pero los campeones juveniles de Africa no imaginaban lo dificultoso que serían las próximas paradas. Por ejemplo, en octavos de Final el 6 en Ismailia, no sólo tuvieron que remontar un 0-1 ante Sudáfrica, cuarto en el regional, que ganaba por Kermit Erasmus a los 58´, sino que lo superaron recién en tiempo suplementario; primero André Ayew a los 66´ y luego Adiyiah a los 99´ consiguieron el pase a cuartos. Allí lo esperaba el siempre duro Corea del Sur que venía de golear a Paraguay, el 9 en el Mubarak Stadium de Suez. Y las Estrellas Negras se pusieron rápidamente arriba con otros dos goles de Adiyiah a los 8´ y 28´, pero Park Hee Seong los puso en aprietos a los 31´. Nuevamente Adiyiah marcó a los 78´ y parecía definir todo, pero Kim Dong Sub a los 82´ convirtió para los surcoreanos, aunque Ghana terminó imponiéndose. Y en la semifinal con Hungría, el 13 en El Cairo, pasó algo muy similar: Adiyiah, que ya a esa altura era el mejor del equipo, volvió con un doblete temprano a los 10´ y 31´, pero Marco Futacs descontó a los 63´. Apareció el mediocampista Abeiku Quansah a los 81´ y marcó el tercero, pero un minuto después Adam Balajti achicó de nuevo y los de Sellas Tetteh ganaron otra vez con más esfuerzo del pensado. Valió la pena: por quinta vez (y tercera para ellos), un representante de Africa entraba en la final Sub 20.

Ghana estaba a punto de cumplir aquel sueño el 16 de octubre de 2009 en el estadio Internacional de El Cairo. Para ello formó con Agyei; Inkoom, Jonathan Mensah, Daniel Addo, Addy; Quansah, Agyemang-Badu, Rabiu, André Ayew; Osei y Adiyiah. Pero su rival se llamaba nada menos que Brasil, cinco veces campeón, que ya le había ganado la final de 1993 y además contaba con un equipo potente. Dirigido por Rogerio Lourenço, alistó a Rafael; Douglas, Dalton, Rafael Toloi, Diogo; Renán, Souza, Giuliano, Alex Teixeira; Alan Kardec y Paulo Henrique. Sin embargo, esa potencia no la demostró en el partido, que fue muy aburrido, ni siquiera cuando el ghanés Daniel Addo fue expulsado a los 37 minutos por el árbitro belga Frank De Bleeckere. Para compensar la defensa, Tetteh colocó a Ghandy Kassenu por Ransford Osei a los 65 minutos. Mientras tanto los brasileños dominaban pero sin mucho peligro, a pesar de hacer tres cambios: Wellington Junior por Douglas a los 41´, Douglas Costa por Paulo Henrique a los 64´ y Maicon por Renán a los 75´. El cero no se modificó y debieron ir a tiempo suplementario, donde los africanos intentaron ganarlo poniendo a Addae por Rabiu a los 101 minutos y Agyemang por Quansah a los 107. Pero los 30 de alargue tampoco arrojaron nada y el 0-0 llevó a la definición del Mundial por tiros desde el punto del penal.
En la primera tanda ambos convirtieron 3 de los 5 remates: por Ghana, André Ayew, Inkoom y Adiyiah, en tanto fueron atajados los de Jonathan Mensah y Addae; por Brasil, Alan Kardec, Giuliano y Douglas Costa, mientras Agyei le contuvo a Souza y Maicon desvió el suyo. Pero la definición se dio en el primero de la serie de uno por uno. Otra vez Agyei se lució ante Alex Teixeira. Y Emmanuel Agyemang-Badu convirtió el 4-3 final y le dio a Ghana el primer título Sub 20 para Africa. Por fin la siempre prometedora generación juvenil ghanesa lo traslucía en un triunfo muy festejado, donde Agyei, Inkoom, Jonathan Mensah, Agyemang-Badu, André Ayew y sobre todo Dominic Adiyiah, mejor jugador y goleador con 8 tantos, fueron los pilares de la victoria. El plantel estuvo compuesto por Daniel Agyei, Robert Dabuo, Joseph Addo (arqueros), Samuel Inkoom, Jonathan Mensah, Daniel Addo, David Addy, Ghandy Kassenu, Daniel Opare, Philip Boampong, John Benson, Bright Addae (defensores), Gladson Awako, Abeiku Quansah, Emmanuel Agyemang-Badu, Opoku Agyemang, André Ayew, Mohammed Rabiu (mediocampistas), Latif Salifu, Ransford Osei y Dominic Adiyiah (delanteros). La tercera fue la vencida, y Ghana pudo por fin probar su calidad a nivel juvenil ante nada menos que Brasil y a los ojos de todo el mundo futbolístico.

Ver también
Badou Zaki (Marruecos)
Abedi Pelé (Ghana)

lunes, 23 de marzo de 2015

CAN Senegal Sub 20: Nigeria campeón

(Vía Fifa.com) La 19ª edición del Campeonato de África sub-20 acabó como había empezado: con un triunfo de Nigeria sobre Senegal. Hace dos semanas, las Flying Eagles derrotaron a los locales por 3-1en el encuentro inicial de la competición, y el domingo 22 de marzo se apuntaron otra victoria por 1-0 para ganar su 7º título continental.

En la final, el solitario golazo de Bernard Bulbwa en el primer periodo fue digno de ganar cualquier campeonato: el punta de 18 años se hizo un autopase de tacón enviando el balón por encima de su cabeza y, a continuación, enganchó una imparable volea al fondo de las mallas desde fuera del área.

Entre medias de sus dos partidos contra Senegal, Nigeria venció por 4-1 al Congo, dejó escapar sus únicos puntos durante el certamen en un 2-2 contra Costa de Marfil y, ya en semifinales, derrotó por 2-0 a los Satélites Negros de Ghana. El equipo de Manu Garba llegaba a la final como gran favorito, y el seleccionador nigeriano resaltó que les quedaba un peldaño más por escalar. “Nuestro objetivo en Senegal era clasificarnos para el Mundial como campeones de África”, aseveró.

El combinado de África occidental contaba con varias estrellas en su plantel, siendo las más rutilantes Taiwo Awoniyi, Chidera Ezeh, Obinna Nwobodo y el máximo artillero del campeonato, Musa Muhammed. Con todo, el equipo podría ser aún más fuerte el próximo junio en Nueva Zelanda, ya que hay más jugadores preparados para abandonar sus clubes de cara a la cita mundialista.
Una andadura épica 
Por su parte, los locales protagonizaron una andadura épica hasta la final. Después de perder su primer encuentro, Senegal concedió un empate in extremis en su segundo compromiso, contra Costa de Marfil. Y ya en el tercero, el equipo acariciaba la eliminación al ir perdiendo 2-3 ante el Congo a falta de tres minutos. Los Cachorros de León, que necesitaban ganar para pasar ronda y clasificarse para su primera fase final mundialista, se fueron arriba con todo. Y la recompensa llegó con dos goles de última hora obra del suplente Sidy Sarr, que rubricaron una dramática victoria.

Tras haber accedido a semifinales, los senegaleses ya estaban clasificados para el Mundial, pero ahí no quedó la cosa, ya que vencieron por 2-1 a Malí en semifinales con otro tanto tardío. Eso les brindaba la oportunidad de ganar su primer campeonato continental de fútbol en cualquier categoría de edad, pero no pudo ser. “Queríamos ganar, pero no lo hicimos, y ahora tenemos que felicitar a los nigerianos”, declaró su seleccionador Joseph Koto, que anteriormente fue internacional con su país y entrenó a la absoluta.

Ghana incumple el guión previsto
Entretanto, Ghana, de la que se esperaba que se enfrentase a Nigeria en la final, se complicó la vida al perder por 0-1 su último encuentro de la liguilla, contra Malí. Ambas selecciones ya se habían clasificado para las trascendentales semifinales tras doblegar a Sudáfrica y a Zambia en sus dos primeros encuentros, pero había mucho en juego en su último partido, ya que el primero de grupo evitaría a la favorita Nigeria en la penúltima ronda.

Los Satélites Negros partían con una diferencia de goles ligeramente superior merced a su 2-0 a Sudáfrica y su 2-1 a Zambia, por lo que les bastaba con un empate frente a los Aguiluchos de Malí para encabezar el grupo y evitar a las Flying Eagles. Sin embargo, al concluir los 90 minutos, el tempranero gol de Ichaka Diarra marcó la diferencia y dio a Malí la primera plaza. A continuación, ambas formaciones perdieron sus respectivas semifinales, por lo que volvieron a verse las caras en el choque por el tercer puesto. Y los ghaneses se tomaron la revancha con un cómodo 3-1, gracias a un doblete de Yaw Yeboah y a otro gol de Clifford Aboagye, que juega en el Granada. En los últimos compases, Malick Touré marcó el tanto del honor para Malí.

Una de las estrellas de la selección maliense fue el guardameta Sory Ibrahima Traoré, que tuvo la ocasión de jugar sólo porque el titular habitual se lesionó. El arquero de 19 años, que milita en el AS Bamako, señaló que, de cara a Nueva Zelanda 2015, el equipo sacará provecho de sus partidos contra selecciones potentes como Ghana. “Tengo confianza. Creo que acudiremos al Mundial con la ambición de hacerlo mejor que la promoción de 1999 [aquella selección de Malí sub-20, liderada por Seydou Keita, quedó 3ª en el Mundial]. Es muy ilusionante acudir a un Mundial. Será una primicia para mí, y estaré sumamente motivado”.

Traoré, obviamente, no será el único jugador súper motivado en Nueva Zelanda. A los 21 jugadores nigerianos, senegaleses, ghaneses y malienses, el Mundial Sub-20 les brindará una oportunidad de jugar al máximo nivel posible para un internacional de categorías menores. ¿Y quién necesita más motivación que eso?

Nota: nuevo sorteo entre los clasificados
Al consagrarse campeón, Nigeria quedó automáticamente como CAF 1, y como tal pasó a encuadrar el Grupo E junto con Brasil, Hungría y la RDP de Corea, según lo determinó el Sorteo Final de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015. Los otros tres clasificados, Ghana, Senegal y Malí, volvieron a ser sorteados para asegurar ecuanimidad y evitar cualquier suspicacia hacia el final del torneo clasificatorio africano. De ese modo, Malí quedó como CAF 2 y compartirá el Grupo D con México, Serbia y Uruguay. Ghana recibió el CAF 3 y será rival de Argentina, Panamá y Austria en el Grupo B. Por último, Senegal es CAF 4 y enfrentará en el Grupo C a Qatar, Colombia y Portugal.